<$BlogRSDUrl$>
Empedrados de Buenos Aires

Así como el asfalto esconde al viejo empedrado de las calles, la historia oficial esconde ese empate de olvidos y recuerdos que forman la memoria colectiva de nuestro damero urbano. Este weblog de voces múltiples nos habla de un espacio en común habitado por mundos a descubrir ¡vamos a andar!

seguimos buscando un diseño lindo y funcional
diseño optimizado para 1024 x 768 px

martes, abril 25, 2006

"Desde que se fue, nunca más volvió II" (Alegría de otras épocas)



Las Cantinas de la boca

Había una vez.... varias generaciones de porteños que festejaron sus despedidas de solteros, reuniones de compañeros de oficina o de olvidadas promociones estudiantiles, seguramente guardaran en su memoria las tradicionales cantinas de La Boca, que fueron las más famosas.
Los jamones colgantes, las mesas con manteles de papel, el estruendo y la alegría de los cantos y bailes itálicos, que eran parte indivisible del entorno de las cantinas.
La más conocida y promocionada fue "Spadavecchia", fundada en 1938, por Ignacio Spadavecchia en la calle Necochea 1150. Su piso estaba muy elevado, al que se accedía por medio de altos escalones, para evitar los efectos no deseados de las regulares inundaciones.
Esta cantina contaba como pieza clave de su decorado con los faroles marineros y las pinturas, en sus paredes, de artistas boquenses como González Lazara y Giannone, además de la gran espada florentina que pendía en el centro del local.
Entre sus parroquianos habituales se contaron a Juan Manuel Fangio, Pascualito Pérez, Arturo Frondizi y todos los cracks de las distintas formaciones de Boca Juniors. No había famoso extranjero o nacional que no pasara por sus mesas. Allí estuvo Vittorio Gassman, Domenico Modugno, Vitorio De Sica y Giulietta Massina, entre otros. Todos ellos, por décadas concurrieron para saborear sus spaghettis y su exquisita ensalada de pulpo.

Fue muy famosa también "La Cueva de Zingarella"; a pocos metros de la anterior

el bar "El Timón" (abajo del puente Nicolás Avellaneda;
la Munich de la calle Necochea entre Caboto y Blanes y la frescura de su glorieta y su cerveza tirada...






Aquí está La Nueva Ola del año 1966 de joda en Zingarella; descubrilos: Violeta Rivas, Néstor Fabián, Chico Novarro, Haydeé Padilla, Yankee Martin... uyy, cuanto que se quedó en esos empedrados ribereños...

Para los nostálgicos, o losa que quieren imaginar otras historias, otros tiempos, todavía se puede lastrar una pizza en Tuñín, Augusto o Banchero...




Etiquetas: , , ,