<$BlogRSDUrl$>
Empedrados de Buenos Aires

Así como el asfalto esconde al viejo empedrado de las calles, la historia oficial esconde ese empate de olvidos y recuerdos que forman la memoria colectiva de nuestro damero urbano. Este weblog de voces múltiples nos habla de un espacio en común habitado por mundos a descubrir ¡vamos a andar!

seguimos buscando un diseño lindo y funcional
diseño optimizado para 1024 x 768 px

martes, julio 21, 2009

La Reina del Plata vista por un pájaro(n)





Hace un tiempo tuve la oportunidad de viajar al sur en avión en un día maravilloso (lo que algunos llamaríamos "un día peronista") y capturar estás imágenes únicas. No tanto por mi pericia como fotógrafo sino por lo inusual de la vista. Aquí van...












estas imágenes nos acompañarán desde hoy en nuestra barra derecha,
como postales de nuestra querida colmena...


Este pajarón se reserva todos los derechos sobre las imágenes que integran este post. FJTU 2007

Etiquetas: , , , , ,

lunes, julio 13, 2009

La esquina del infinito: Vení y contame

Don Exequiel Ramos Mejía fue un "tordo"; Oscar Natalio "Ringo" Bonavena, fue un entrañable bestia que repartió piñas en los templos del box mundial; el Mahatma Gandhi fue un hombre que casi, casi, no parecía un hombre... Y vos, ¿en qué calle vivís? ¿Sabés por qué se llama así? ¿Cómo te gustaría ponerle? Animate, empujá la neurona que te subimos al empedrado de nuestro blog!

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

sábado, junio 06, 2009

Nuevos Paquetes Turísticos: Empedrados de Baires 4 noches 3 días

PAQUETE 1: BUENOS AIRES SAUVAGE (Adventure & Madness suicide escapes and speedy foolish travels)
Programa

Noche 1: Arribo a Ezeiza (00:00 AM). Recepción por uno de nuestros guías (natural de La Matanza) y traslado en el último servicio del bus (bondibus) Línea 86 hasta la Estación Querandí (y vamos tomando sabor de la tierra desde la nomenclatura de sus parajes) en las inmediaciones de Laferrere, Vía autopista Ricchieri. Trasbordo a una formación del Ferrocarril Belgrano Sur (ex Metropolitano, ex Midland), clase única (clase baja marginal) y recorrido nocturno por el trayecto Aldo Bonzi-Valentín Alsina (se munirá a los sres. turistas de preservativos, instrucciones sobre el "just relax and enjoy" y una escopeta 12/70 recortada con munición de acero -10 cartuchos por viajero-, por todo lo cual será firmado el correspondiente recibo). Parada de 20 minutos en la sorpresa/recepción de Empedrados Stunt Master Travels: el convoy se detiene a las 02:00 AM en la Estación Villa Fiorito. Villa-Tour,
recorriendo (en companía de 6 patrullas de la regional de Lomas) todos los hitos históricos donde ha quedado la impronta de Diego "el más grande" Armando Maradona; la canchita, la casilla, los "pibes" del barrio (los que están sueltos bajo palabra); reanudándose la marcha a través de Villa Caraza y Villa Diamante, para arribar bajo el Puente Uriburu (Valentín Alsina),
justo al romper el amanecer por sobre las estremecedoras obscuras siluetas de las fábricas muertas: la Acería de Fabricaciones Militares, la TAMET y muchas otras. Abordaje de un coche de la línea 112 en Puente Alsina (con ese sabor a tango desde que de un zarpazo la avenida lo alcanzó) que, tras moler los huesos de los viajeros por sus elásticos y suspénsión rotos, los deposita -un poco ya porteños si se quiere- en las cercanías de la Estación Angel Gallardo del Subte B, hacia las 08:00 AM, debiendo intentar los visitantes, transladarse hasta la Estación Florida introduciendo el el scrum de abordaje en hora pico, la totalidad del equipaje y lograr descender vestidos y sin haber sufrido ausencia de pertenencias, para caminar unas 9 cuadras (1,18 km = 0,7 milles aprox.) hasta el Howard Jhonson. Arribo, alojamiento y descanso.

Día 1: Almuerzo a las 13:00 PM y a las 14:00 salida para La Boca - Docke Hard Emotions Excursion. Caminata bajando Plaza San Martín, para abordar el bondibus 29, hasta Pedro de Mendoza y Almirante Brown. Cruce en típico bote a remos
del "Riachuelo"; contemplación de la catástrofe ecológica y degustación odorífica de sus metales pesados, materias fecales, sólidos en suspensión,
derivados del petróleo y de los vaciaderos de tripas de los alrededores. Desembarco en Dock Sud para safari futbolístico: ubicaciones preferenciales en los tablones de la cancha de San Telmo (tribuna a elección) para disfrutar del clásico San Telmo - Dock Sud
(se proveerá a los viajeros de botellas plásticas para la orina, manoplas, 3 Tetra Brick de Rojo Trapal caliente, 6 porros por cabeza y camisetas de su preferencia, para disfrutar junto a los nativos de las emociones del match. Finalizado el encuentro, revisión sanitaria en la salita de primeros auxilios de los monoblocks; si no hay nada grave, paseo en Unimog de Prefectura por la "calle de los Astilleros", contemplación de las "casas de citas", transformadores de PCV y gaseos clandestinos de las plantas de craqueo de Shell (acompañará a los pasajeros una patrulla de 3 infantes munidos de armas largas y se les proveerá de protección ABQ y chaleco blindado de Kevlar). 20:00 hs. retorno atravesando el Puente Nicolás Avellaneda (escalándolo porque sus escaleras mecánicas enmudecieron hace años), contemplación en altura de la noche que se adueña de La Reina del Plata.
Souvenires: tienda de substancias narcóticas e insumos en el descanso del lado de provincia. Retorno al hotel en taxi trucho con "piripipí", valor USD 100,00, según reloj cucú. Baño Químico. Cena.

Noche 2: en Chevy SS Coupé 250 de Cacho Rent a Car, concurrencia a Terremoto Bailable (23:00 PM) en el Barrio de Once, donde en la noche homenaje al líder del grupo "9 milímetros" (recientemente abatido en un enfrentamiento en un super chino), tocan diversas bandas de Villa Itatí y el Pozo de Wilde, tierras que vieron nacer la efímera carrera del líder bailantero. Se munirá a los turistas de ropa para la ocasión, vales para 70 consumisiones y un Smith & Wesson .38 especial caño largo cada dos mayores, con 12 proyectiles por arma. 03:00 AM, abandono del local nocturno (por las buenas o las malas) y desplazamiento con la coupé hasta el barrío de Soldati para correr picadas ilegales hasta las 06:00 AM, donde previo chequeo en el Htal. Piñeyro, se devolverá al representante del receptivo lo que quede del vehículo de la GM y serán conducidos hasta el Barrio del Abasto, para que luego de una caminata romántica por el Argentine Genuine Bronx, saboreen un riquísimo desayuno de Ceviche y Pisco en el local de comidas/free-locutorio del peruano parlanchín (se vacunará a los visitantes contra el cólera, la disentería y los bacilocolis). Retorno al Hotel, cambio de muda de harapos, descanso.

Día 2: Almuerzo al aire libre: 13:00 visita a carrito de Costanera Norte, degustación de los típicos Chori y Morcipan, bautizados con agua del Río de la Plata y adobados con Salmuera Te espero en el cólon y auténtico chimichurri Qué lo Parió!. Translado a Retiro en el trocha angosta de Ferrovías y evacuación de intestino en los baños de la estación. 16:00 caminata por la 9 de Julio hasta el edificio del Ministerio de Obras Públicas, contemplación del arribo de 200 micros con activistas de la agrupación clasista y combativa del ala dura de los piqueteros. 18:00 Exitante participación activa del corte del cruce de 9 de Julio y Avenida de Mayo e intento de avance hacia la Casa Rosada (los viajeros, previa presentación de su voucher, serán provistos de máscaras antigas lacrimógeno y vomitivo, casco, palo, bufanda de intifada, pañuelo tapa rostro, cascotes y pasamontañas); deportivo encuentro con las fuerzas de seguridad de la Guardia de Infantería de la Policía Federal, que pintaron fair play en el parabrisas roto de su carro de asalto con la sangre de sus últimos "demorados". 19:00-21:00 PM visita a la sala de urgencias del Htal. Cosme Argerich.

Noche 3: 22:00 Cena en la "perrera" de la Seccional 24° junto a dos violetas, un morfinómano en abstinencia y tres trabas de 1,85 mts y 90 kilos por barba. 24:00 visita del abogado de la agencia y tras fianza de USD 1.000.- recupero de libertad. 02:00 concurrencia a la despedida de libertad condicional del Senior Dealer de Fuerte Apache en el nudo ocho del complejo; menú fijo: Asado de cuero de Ortiva y Postre para el Perejil (que se quedó con el BMW sin nafta, en el centro del complejo).
04:00 AM Fiesta de fuegos artificiales (contra la bonaerense) y cierre de velada jugando a la mancha venenosa con el Grupo Halcón.
Transfer sin cargo (en celular), hasta la Unidad Penitenciaria N°9, en la tranquila localidad de Lisandro Olmos (60 Km -42 Milles). Ducha de agua a 70 Bar, descanso en solitario (litera "lecho de piedra").

Día 3: 08:00 AM Translado interno y Sexual Adventure Trip en el Pabellón de los Sodomitas de los últimos días (o ¡A fifar que se acaba
el mundo!): condones, cicatrizante, pomada Manzan y Espadol a cargo de los turistas. 12:00 PM Comida en ranchada, sección de tatoo (el cinco de los huesitos) y piercing (20 puntazos de faca) por cabeza y por viajero. 14:00 PM Fuga en el tunel VIP, junto a un celebrity vernáculo (La Garza Sosa) y sus Doce Apóstoles (previo pago de USD 10.000.- de peaje y seguridad). 15:00 Retorno hacia el Hotel en camión de ganado (taxes free). Ducha y Autoclave.

Noche 4: 19:00 Salida hacia la segunda bandeja de la bombonera para el Soccer Bloody Party, en el marco del Superclásico del fútbol argentino. Ubicación preferencial, bien cerca de la Barra de la "12", al lado de la bandera que proclama "Budge es de Boca". 21:00 hs. arribo al estadio con el pitazo inicial. Cada turista será provisto de una vistosa casaca Adidas original del Club Atlético River Plate, gorro de goma blanca con simpática cresta de gallo roja, Manual de Salmos de "Los Borrachos del Tablón", con cánticos dedicados a la alabanza de las cualidades del Club Atlético Boca juniors y llevará, en comodato o leasing. un simpático cerdo de 180 kilos, con la camiseta de Boca, correa y bozal.
21:01 Linchamiento Público con transmisión por TV satelital. 22:00 hs. Participación en el Reality Show Emergencias 24 hs. de la productora "Enemol", con filmación en vivo de la colocación de las vías y accesorios para respiración asistida, sonda nasogástrica con drenaje de pus, cirugía de urgencia para el implante de ano contranatura y colocación de bolsa de colostomía, yesos y tres intentos de desfibrilación sin cargo a 270 joule la chance (todo cortesía Assist Medical Insurance Inc., quien proveerá batas o talegos con su logo). 02:00 AM Orden judicial de deportación y translado a Aeropuerto Ministro Pistarini en unidades de alta complejidad. 0:4:00 AM Partida en vuelo sanitario.

Etiquetas: , , , , , , ,

jueves, enero 15, 2009

un poco de historia de lo cotidiano: las facturas y los sindicatos

El gremio de los panaderos y pasteleros, en su mayoría anarquistas (por lo menos los inmigrantes) a fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX, bautizaron a las facturas con cierta fina ironía: "cañoncitos", "bombas", "sacramentos", "vigilantes", "bolas de fraile", "suspiros de monja", se exhiben al lado de otras más criollas, como los "pastelitos dulces" o las "tortitas negras".

Hay diferentes clases de facturas. Esas masitas dulces que se venden por docenas o fracciones y que alegran la cara de todo niño a la hora de la leche, de cada grande a la hora del mate, y por la que mueren los que están a dieta, son parte de una costumbre varias veces centenaria. Cada una lleva un nombre diferente. Algunas de ellas son de origen criollo, otras, europeo, pero en la Argentina adquirieron formas singulares y apodos casi blasfemos. Son las que llevan por nombre “cañón”, “bomba” de crema o dulce de leche o “vigilante”, en alusión a la policía y al ejército; o “sacramento”, y la archirreconocida "berlinesa" que tomó por mal nombre "suspiro de monja" o "bola de fraile" con abierta sorna anticlerical.
Al parecer, esos nombres tuvieron su origen antes, durante y después de 1888 cuando se realizó la primera huelga de panaderos del país, que duró 10 días y acabó con triunfo obrero. El sindicato de panaderos fue conducido por dirigentes anarquistas durante varias décadas. Errico Malatesta, italiano nacido en 1853, era un anarquista fugitivo del gobierno de Roma, que llegó a la Argentina en 1885. A pesar de haber estado menos de 5 años recorriendo la Argentina, ayudó a organizar varias asociaciones sindicales. En 1887 ayudó a organizar el sindicato de panaderos y redactó sus estatutos.

No quiero aburrir con historias sobre anarquistas sindicalistas. Pero cómo no pensar en ellos cuando los recordamos y homenajeamos en cada desayuno o merienda con facturas. A ellos, y a los socialistas y comunistas, les debemos las primeras organizaciones sindicales, y no sólo aquí, en nuestra Argentina, claro. Pero además, esta gente cuya herramienta de lucha era la huelga, no se quedaba en la asociación obrera organizada para la lucha. Tenía una gran vocación, no sólo proselitista, sino también integradora a nivel social. Todas estas asociaciones intentaban llevar adelante la educación del compañero o camarada, y tenían, o intentaban tener, siempre alguna publicación, aunque más no fuera de una página, para informar y educar al compañero con algún texto de Bakunin, de Proudon, de Marx, de Rousseau, etc. Ello, junto con la fundación de Bibliotecas Populares, Sociedades de Fomento y Clubes Sociales. Gente que colaboraba con unos céntimos semanales a la organización del Partido o del Sindicato; o para el funeral de un compañero fallecido. Gente que le conseguía trabajo al compañero desempleado. Gente que cuando en el ámbito rural estaba de huelga, tomaba lo que los compañeros necesitaban para vivir en el almacén del patrón y pagaba o entregaba vales de pago por la mercadería retirada con o sin violencia, lo mismo que por los animales carneados, como correspondía a gente de bien. Gente que podía no tener para pagar la piecita del conventillo y llevar 30 pesos en el bolsillo y no usarlos porque eran del sindicato.
Igualito que ahora, cuando nuestros sindicalistas toman mate con facturas que paga el sindicato. Sindicatos que se han convertido en patrones; el mundo del revés.

Etiquetas: , , , , , , , ,

martes, septiembre 30, 2008

Cafetín de Buenos Aires


El Café. El Bar. Quiero homenajear un lugar porteño por excelencia, y argentino en sus variantes. Omnipresente en todos los barrios, puede estar en cualquier lugar de la cuadra pero mejor si está en la esquina. Es el mejor lugar después de todo. La esquina es el lugar donde se unen dos calles. El bar, el café, es el lugar donde se juntan los amigos, los novios, los amantes, los estudiantes, los músicos y los poetas. Es un lugar para desayunar, para comerse algo rapidito y al paso, para tomarse un cafecito mientras se hace tiempo hasta..., donde se reponen energías con una merienda o una picadita, donde se cena nada complicado, o donde se puede ir a tomar una copa, o varias, hasta última hora. Las comidas formales, almuerzo y cena, en un café-bar que se precie de tal, no son más que minutas. Además de la sanguchería (sandwichería), destacan las pastas y las carnes, donde sobresalen las milanesas (ternera o pollo), los bifes o churrascos (mutados ultimamente a lomitos) y el consabido grillé de pollo. Algún día de la semana también hay filet a la romana y, en temporada fría, platos más suculentos como guiso de lentejas, locro, puchero, etc. Las guarniciones: ensaladas de todo tipo y todas las variantes de papa, a saber: fritas, españolas, puré... toda otra sofisticación se debe al agiornamiento del negocio gastronómico: menúes light, ejecutivos, estudiantiles, etc...

Pero volvamos al café-bar que quiero rescatar. Es el café-bar que no tiene picadas extravagantes: papitas,
manises, aceitunas, quesito, salamín y algún dadito de algún fiambre. El café no es ni chiquito ni en jarrito; es café o café doble. No hay machiatto ni ninguna de esas tilingadas dignas de Starbucks: solo, cortado o con leche. A lo sumo una lágrima, o leche manchada, como también se la conoce.

Es un lugar que tiene olores característicos y que varían según la hora. El olor del café recién molido, el de la plancha, el de la
fritanga, el del aliento a alcohol. Y así también varían sus sonidos y murmullos, el molinillo del café, la cafetera, la cortadora de fiambre, la plancha, el gallego que le pega a la milanesa, los clientes; a excepción de uno que se mantiene todo el día: el de la vajilla y los cubiertos que se utilizan, se lavan y se vuelven a utilizar, y que es como el latido del café-bar. A la mañana empieza lento, despacito y se vuelve más frecuente y bullicioso a medida que los clientes aumentan y el café-bar se despierta. A la noche, después del vermú (vermouth), la cerveza o el vino; la grapa, la ginebra, la caña o el whisky, o todo lo antedicho, el ritmo decrece y la partida de los clientes pa´las casas, va menguando y silenciando ese latido.

Al frente del local está el o los gallegos (la excepciones no hacen más que confirmar la regla). Atienden, elaboran, despachan, satisfacen, malcrían, escuchan, entienden, comentan o saben callar y no siempre cobran: algunos tienen cuenta corriente (o libreta de fiado). Dependiendo de su ubicación, allí se amontonan parroquianos, turistas y/o transeuntes. Gente de toda calaña. La reunión puede ser efímera o maratónica. Su objeto único: compartir. Se comparten el amor, la amistad, las preocupaciones, las trivialidades, los negocios, el juego, las trampas, el diario, el alimento, el tiempo, y también la soledad. Las mesas del café-bar han oído declaraciones de amor, composiciones literarias o musicales, palabras de aliento o de consuelo, fanfarronadas, planes macabros, declaraciones de principios, risas, llantos, mil y una forma de levantar minas y un millar de maneras para arreglar el país o el mundo. El café-bar ha sido el verdadero lugar donde se han fundado clubes de futbol, partidos políticos, grupos musicales, corrientes artísticas de todas clases...ha sido un escenario privilegiado del
drama nacional.

Y siempre con los mismos sonidos, y con los mismos olores, y con los mismos sabores y con los mismos sinsabores. Si esto les suena a un tango de Enrique Santos Discepolo han acertado. No por nada es uno de los tangos que más me gusta. Y siempre he pensado ¿qué pensaba? ¿qué lo motivaba? Yo creo que era esto de lo que hablaba en el párrafo anterior: el lugar que tenía siempre un único sentido, compartir. Por eso, he intentado, no escribir un tango, no reescribir ése tango, sino acercarme a ese lugar desde la imagen, el recuerdo las sensaciones de estar en un lugar conocido aún cuando sea la primera vez que entramos. Lo demás son anécdotas...






Si querés escuchar Cafetín de Buenos Aires por Edmundo Rivero
dale al play

martes, octubre 09, 2007

Pequeño Porteño Deslustrado




En esta oportunidad, el tópico será la mujer, esa musa inspiradora de tantos piropos, tantos poemas y tantos tangos y milongas. Animadora de las milongas, madre, hermana, novia, esposa, amante, virgen, prostituta, musa inspiradora. La mujer en el lunfardo y en la parla diaria de los porteños ha tomado tantos nombres que es realmente difícil no caer en una simple enumeración. Sin embargo, no todas las mujeres son iguales, como tampoco las palabras que usamos para referirnos a ellas.

Cuando uno habla de su MAMÁ, habla de la MAMA o de la VIEJA. Cuando habla de la ABUELA, habla de la NONNA. Y ¡con mi VIEJA, mi HERMANA o la NONNA no te metas!¿escuchastessss?... Si, ya sé: "Como hermana no tengo..."

Ahora, cuando le contás a los muchachos de la barra de la esquina que tenés NOVIA, es porque tenés un FILITO, un ASUNTO. Obviamente estás saliendo con una MINA, una NAMI, una MINITA, una MINUSA. Y la mina puede ser una MINOLA o en cambio puede ser un MINÓN, una PAPUSA, un CAMIÓN o un AVIÓN, una POTRA o flor de YEGUA. Y ojo, tené cuidado que no sea un MUEBLE o un BAGAYO. Que no sea ESTRILADORA o CABRERA porque perdiste.

A continuación una especie de raconto de todas las formas de nombrar a la mujer en el argot porteño por excelencia, agrupado por "temas"

MINA
(pop.) Mujer, hembra// prostituta, mujer que cohabita con uno, a quien sostiene con sus puterías y ayuntamientos carnales con otros// mujer que se une a un hombre ilícitamente, concubina, querida.
NAMI
Vesre de mina.
MINUSA/MINUSHA/MINUSHIA/MINOLA
Despectivo de mina
MINON
Aumentativo de mina. (todas nuestras colaboradoras entran en esta definición)
MINA CABRERA
Mujer desconfiada, o también, difícil de tratar.
MINA DE TAMBO
Prostituta
MINA ESTRILADORA
Mujer celosa
MINA SIN SHACAR
Mujer virgen (shacar significa afanar, robar)
MINAJE/MINERÍO
Conjunto de mujeres.


NAIFA
Jovencita, muchacha, mujer.

MINERVA
Igual que Mina, amante, concubina, querida// mujer, jovencita, muchacha.

PAPUSA/colectivo: PAPUSAJE
mujer espléndida, hermosa, linda

PERCANTA/PERCANTINA(diminutivo)
(pop.) Mujer, amante, querida, concubina.

HEMBRA
mujer
BRAME(H)/colectivo: BRAMAJE
Vesre irregular de hembra.

FEBA
(pop.) Señorita, niña, jovencita, mujer joven y soltera, mujer perteneciente a un rufián o fiolo.

FEMINA
Hembra, querida, amante, prostituta, mujer.

FULANA
(pop.) Voz con la que se suple el nombre de una persona cuando se ignora, o deliberadamente si no se quiere expresar// mujer.

GARABA
(lunf.) Amante, concubina// mujer, bacana.

GRELA
(lunf.) Mujer perteneciente a un rufián o cafisho, mujer, amante, querida

LORA
(pop.) Amante, concubina, querida// mujer, mujer fea// prostituta, ramera.

PAICA
Querida del compadrito; amante, concubina// mujer, muchacha; mujer perteneciente a un rufián o cafiolo.

POTRA/POTRANCA/YEGUA
mujer joven y deseable, digamos que está más buena que bonita(!)

TERNERA
Mujer joven. También mujer virgen.

ASUNTO/FILO/FILITO
Amante

AVION/CAMION
(pop.) Mujer hermosa, sexualmente atractiva, bonita y provocativa o también "¡que pedazo de mina!!"

CATRIELA
(pop.) Amante, querida, concubina// muchacha, mujer// mujer de cabaret que alterna con los clientes.

COSA
Persona cuyo nombre no se menciona, individuo cuyo nombre se ignora, no se recuerda o se quiere omitir.

CHABONA
(pop.) Chapucera, inexperta, muy torpe, poco hábil// estúpida, boba// distraída// mujer por extensión

CHANCLETA
Mujer, en especial la recién nacida.

CHUCHI
Mujer bonita y joven.

DONA/DONNA
Amante, concubina, mujer, esposa, señora.

MUEBLE/BAGAYO
concubina, amante, mujer querida; metáfora por mujer.//mujer fea, lastre

MUJICA
Mujer

SOFAIFA
Mujer

CHINA
Mujer. India o mestiza en el lenguaje criollo.

Si algún término he omitido, les ruego me perdonen y no se olviden de recordárnoslo. También sería bueno que nuestra corresponsal en Córdoba, Zebra, nos dé precisiones sobre términos como CHICHI ó GUASA.

Vaya a modo de homenaje esta panorámica del Puentre de la Mujer





hasta la próxima!

PS: Quiero agradecer especialmente al Prof. Oscar Conde, Lic. en Letras y Miembro de número de la Academia Porteña del Lunfardo y autor de varios Diccionarios de Lunfardo entre ellos el Diccionario Etimológico del Lunfardo por su desinteresada y siempre cordial colaboración. El chivo es gratis porque se lo merece

Etiquetas: , ,

miércoles, septiembre 26, 2007

¿Qué tenemos para ofrecerle al mundo?

En parte porque viví unos años en un país de lengua extranjera, otro tanto por afinidad, me encuentro con frecuencia ante sentidos que se transmiten mejor palabras de otro idioma. Hay infinidad de vocablos que uno escucha en el cine o en TV, en canciones o en libros, que se insertan en frases únicas y adquieren un valor imposible de traducir con exactitud. Sucede que las palabras tienen pequeños matices que varían según su uso en diferentes frases, edades de quien las pronuncia, regiones donde el hablante vive. Son mundos de sentido incomparables.
Por ejemplo puedo pensar en el inglés norteamericano. Azotado por los amantes de las tonalidades británicas (entre los que me encuentro), el inglés de clases populares yanquis es inigualable para putear. Quien conozca algunas escenas de la película “Do the right thing” de Spike Lee sabe a qué me refiero. Cadenas largas de insultos, frases que golpean, palabras cortas y feroces, sentidos que se enciman y crean ideas nuevas. Otro ejemplo es nappy-headed hos, insulto con que el locutor norteamericano Don Imus describió a unas jugadoras negras de baloncesto (y provocó su despido de la cadena radial WNBC)(la traducción vendría a ser algo así como “putas de pelo enrulado”). Igual, si buscamos a los reyes de la puteada, pongamos un rato “South Park” y dejémonos llevar por su “shit faced cock master”.
Exceptúo una “puteada” que tiene marca propia en italiano. Si yo digo putana con esa N tan especial y alargada de algunos italianos del sur, la palabra toma una fuerza que no existe en otro idioma. En Malèna de Giuseppe Tornatore, putana es la palabra exacta para describir al personaje que encarna Monica Belluci. También es algo que muchos admiradores morirían por susurrarle entre sábanas cada noche. Me incluyo.
El alemán es un mar de novedades para los hablantes de lenguas latinas. Cuenta con miles de sonidos y matices diferentes, y sus palabras compuestas son tan difíciles de mudar que muchos textos traducidos recurren a incluirlas directamente en el vocablo de origen. De esta manera el conocedor puede profundizar en el sentido, y el resto puede comprender que no comprende todo. Leit motiv es una idea que, para ser explicada, necesita al menos un párrafo introductorio y otro que la defina. Lebensraum también, con el ingrediente extra de su historia nefasta como término.
Maëlstrom significa en noruego algo así como gran torbellino y fue usado también para describir el desembarco aliado en el Día D, con sus bombardeos de interminables horas sobre la costa. Sin necesidad de conocer la historia, escuchar el sonido de esta palabra presagia algo tremendo… o el nombre de algún remedio (aquí todo es subjetivo, reconozco).
En francés hay miles de casos, que por experiencia personal son las que mejor conozco. Déjà vu es un ejemplo tonto. Criossant se deshace en mi boca mientras lo digo. Dégueulasse… no sabemos qué significa pero seguro es algo asqueroso. Y liberté, eso se dice en francés, señores.

El español-argentino-porteño que cubre nuestros empedrados tiene una riqueza enorme. Es una pena que siendo un país periférico tengamos tantos sentidos para regalar al mundo y que éste ni se entere. GARCA es uno de ellos. Garca es una persona que promete una cosa y luego hace otra, y suele ser jefe u ocupar puestos bisagra en toda organización (donde se encarga de embarrar la cancha). El garca es una versión jodida del CHANTA (otra palabra única, con sabor a tango o discurso pre electoral) figura prototípica del porteño según postula la opinión popular. También tenemos al CARNERO, vocablo típico de la jerga periodística con el que se describe al personaje que se alimenta del cadáver de sus compañeros para conseguir el beneplácito de sus superiores y/o satisfacer su propio apetito. Todos estos gandules son protegidos por el BOGA, señor del derecho que conoce todos los vericuetos de la ley. Fanático de las formas, nunca contempla los contenidos y al igual que el agua toma la postura que más le conviene en cada medio.
En momentos de grandes exportaciones de soja y jugadores de fútbol yo propongo importar ideas. Garca es una idea argentina, y aunque en estas pampas crezca con la misma facilidad que la hierba mala, con seguridad el mundo está lleno de garcas. Siguiendo el ideal revolucionario de fraternidad que alguna vez hizo bandera en el país de los galos, propongo exponer esta y las demás ideas a todos nuestros hermanos cabrones a lo largo del mundo. Así, todo aquel que no sepa cómo explicar eso que siente por el prójimo lo tendrá disponible. Para que el compañero extranjero pueda decir sin tapujos “this guy is a complete garca” o “Fais gaffe, il n´est qu´un carnero”.
lunes, septiembre 03, 2007

Dos años de Empedrados... ¿Habrá luces puestas en camino?


Hace ya dos largos años que comenzamos esta recorrida virtual por los distintos prismás que develan la relidad, esa verdad que aparece inasible y que es tan poco unívoca como aquellos que más o menos torpemente, nos hemos atrevido a recorrer las calles de nuestro mundo... nuestra ciudad.

¿Haremos camino al andar? ¿Servirá balizarlo? ¿o cada uno deberá hallar su propia senda en la jungla de cemento y neón?.


Dos años de empedrados... hoy más que nunca necesitamos de su eco para continuar. Los invitamos a enviarnos sus propias historias, sus caminatas, la ciudad que uds. habitan y construyen a diario, para, plagiando a Calles de Baires en su aniversario, subirlas en un correspondiente post. Todo aquello que piensen deban decirnos o les haya servido o interesado es para nosotros importante. Los invito al contacto en sergiosfl@yahoo.com.ar


Para mis compañeros de ruta... ¡Salud!

Etiquetas:

domingo, agosto 26, 2007

Y un día Nevó... (El cielo puede esperar)



Nos tomó de sorpresa. Al igual que la feroz granizada del 26 de julio de 2006, los meteorólogos de turno se vieron desbordados y se limitaron a los comentarios; como los periodistas deportivos, que son profetas a posteriori. Mi asombro duró tanto que recién hoy pienso sobre aquel día.

Fue el 9 de Julio, el día de la Independencia; fue en el marco de un invierno de aquellos que la ciudad ya no recordaba por lo crudo.
El cielo capitalino pudo esperar desde 1918 y lo que grabaron las retinas de niña de mi abuela, se convirtió en una postal a colores de mi adultez de porteño.

Como si Tim Burton nos contagiara de la magia de su joven manos de tijera; la tarde de este día memorable se fue vistiendo de heladas, tiñendo de aguanieve hasta cubrirse con una copiosa e inequívoca nevada que nos transportó a los grandes, a la fascinación de los niños; que nos alejó algunos instantes de las tristezas y miserias; de las incertidumbres, de la euforia "PRO", de toda carencia, porque por algunas horas nos apropiamos colectivamente de sonrisas que tornaron en euforia, risas y hasta lágrimas... quizás por un momento se nos ocurrió que todo es posible; quizás siempre fue así y solamente se nos había olvidado.

La noche nos acurrucó con su frío manto de gratuito goce colectivo y la mañana cristalina nos descubrió en una ciudad distinta: blanca de nieve, como allá, en el primer mundo: que la inocencia nos valga...
en todo sentido.

Etiquetas:

jueves, mayo 24, 2007

Quiénes somos, dónde estamos (raíces bajo los adoquines)






Hoy en día, las proyecciones censuales y algunos datos recogidos de trabajos de campo por sociólogos y otros profesionales del áreas involucradas con estadísticas, demografía, desarrollo social, etc.; indicarían que en la ciudad de Buenos Aires y el GBA, residen un 5% de extranjeros (entre 1.200.000 y 1.400.000 personas) y casi un 25% de personas oriundas del interior del país (casi 3.500.000 habitantes).




Las comunidades extranjeras predominantes hoy en día son, en primer lugar, de dos países limítrofes: Bolivia y Paraguay. Y digo predominantes porque si bien sigue siendo importante el número de italianos y españoles nativos que residen en la Reina del Plata, se trata de una población de una franja etaria alta, ancianos muchos de ellos y de presencia menguante a medida que transcurren los años: no hay flujo inmigratorio de estas penínsulas, hoy, integradas a la privilegiada élite de países del "primer mundo" (no es relevante ni es tomado en cuenta el número de porteños que, por descendencia sanguínea, a conseguido la ciudadanía de alguno de estos países: al fin y al cabo, ellos nacieron junto al Río color de León).




Haré una breve reseña del cuadro actual y luego desandaremos la historia de las raíces étnico-demográficas de los habitantes de la metrópolis. Si bien por las condiciones de extrema pobreza en que se ve sumida gran parte de la población del vecino país, siempre hubo un flujo inmigratorio de bolivianos; el fenómeno económico del 1 a 1 (o sea la relevante posibilidad de obtener ingresos en moneda dólar) provocó una avalancha de inmigrantes ilegales durante los años '90 del siglo XX (y cuando digo ilegales, no hay un acto peyorativo ni juicio de valor, sino un dato importante porque nos habla del status de ciudadanía restringida de esta gente, en generalmuy laboriosa y respetuosa, que por otra parte, son nuestros compañeros de peripecias "sudacas"; porque alguna vez los argentinos creimos que gozábamos de algún status distinto frente a los europeos); de forma tal de superar en número a la colectividad paraguaya. Se habla de más de medio millón de bolivianos viviendo en Buenos Aires. Su número es tal, que tal como ocurriera con las inmigraciones masivas decimonónicas, ya no limitan su presencia al área del bajo Flores, Soldati o Lugano: casi no hay barrio de la capital o el conurbano que no tenga su comercio atendido por representantes de este país ( se han dedicado al comercio minorista de frutas y verduras, lo que hace unas décadas era venta callejera hoy los tiene como protagonistas en minimercados de origen chino o negocios propios) y se han radicados en extensas barriadas (Ezpeleta, Villa Celina, Laferrere, etc.) y, por ese status de cierta promiscuidad y vulknerabilidad social, en cuanta villa de emergencia hay en el ámbito de la capital y los partidos vecinos. Es, en general, una comunidad homogenea y cerrada que vive en sus propios ghettos geográficos y culturales, aunque la escolaridad auspicia para la descendencia, ya nativa de nuestro país, una mayor integración, lo que no signifique menor discriminación. Hay una importante cantidad de mano de obra de este país en la industria de la construcción (donde siempre predominaron los paraguayos) y asimismo una gran masa trabaja en la industria textil, donde se suceden los casos de trabajo "esclavo" que a diario se denuncian por los medios.




La presencia de los paraguayos tiene una data similar a la de las grande oleadas de migración interna de connacionales (fundamentalmente del NOA y del litoral) y está vinculada a la llegada al poder del peronismo, allá por 1946. La concentración industrial del cinturón del gran Buenos Aires, sumado al fenómeno (casi global en occidente) de disminución de la población rural; generó un nuevo proletariado compuesto de provincianos que buscaron mejores oportunidades en la gran urbe. El fenómeno de concentación poblacional, generó una gra presión en la demanda habitacional y, gran cantidad de inmigrantes del país guaraní, arribó en forma regular o no (las relaciones del gobierno peronista con su par paraguayo, eran muy buenas), para sumarse al sector de la construcción.


Ocurría por aquel entonces el último gran movimiento inmigratorio de ultramar, relacionado con la posguerra europea y el hambre y la desolación en el "Viejo Mundo"; ingresaron durante la década 1945-1955 una gran cantidad de personas empujadas por estas circunstancias o las de índole político (fugitivos de diversos pelajes, buenos y malos), sumando casi tres millones de habitantes al país; aunque algunas colectividades no se asentaron en Buenos Aires y se distribuyeron en lugares puntuales de la geografía nacional, con remedos de su tierra natal (como ocurrió con la oleada inmigratoria anterior, la primera a gran escala), un ejemplo característico es el de la colectividad alemana llegada en esos años, que buscó en lugares como las Sierras de Córdoba o Bariloche un sitio para reubicarse (algo similar con el flujo inmigratorio de medio oriente en los primeros años del siglo XX, que se asentó en las provincias del Noroeste, que remedaban su geografía oriunda). Lo concreto es que en esos años, los italianos representaron un 50% de los nuevos inmigrantes en la ciudad porteña, los españoles (pos guerra civil) un 28% y los paraguayos un 5%. Arribó por entonces una importante cantidad de japoneses, que se dedicaron a la limpieza de ropa (un clásico en las tintorerías porteñas que, durante décadas ostentaron nombres como "Sakura", "Tokio", "Kobe", etc.) muchos de ellos campesinos de origen humilde de la isla de Okinawa (asolada por la guerra), que también se dedicaron a la jardinería y viveros, actividad más relacionada con tradiciones niponas.




Volviendo a la actualidad, y dejando de lado la melange característica de toda ciudad cosmopolita, es muy importante la colectividad coreana que arribó entre fines de los '70 y principios de los '90, provenientes (no importa si nacieron en el norte) de Corea del Sur en su inmensa mayoría. No menos de 60.000 individuos arribaron en dos décadas, afincándose la mayoría en Buenos Aires (aunque muchos usaron Argentina como trampolín para un destino final en América del Norte), con un nivel económico alto, debido a la política de incentivo monetario de su gobierno para una descompresión demográfica de la hiperpoblada península asiática). Más importante aun es la presencia China: llegados de Taiwan por problemas de superpoblación en un principio; la nueva política de Beijing que permitió durante los '90 la salida de población de la China continental, trajo a las costas porteñas a un número no inferior a los 100.000 individuos, muchos de ellos de origen campesino humilde , que trabajan para organizaciones más poderosas de la colectividad.


Porúltimo, para redondear el cuadro contemporáneo, una masa cercana a los 40.000 ciudadanos peruanos llegó luego de una larga jornada de travesía terrestre hasta nuestros pagos. Esto estuvo también asociado al 1 a 1 y se trató de gente de origen humilde; nunca había sido tan relevante el número de representantes del país inca en nuestra ciudad; la tendencia de este flujo es decreciente. Los vecinos uruguayos siempre tuvieron una presencia importante en nuestra sociedad; durante siglosse formó una unidad cultural tal (la rioplatense), que hace muy difícil distinguir a un oriundo de uno u otro lado del charco, lo que conllevó a una natural y completa integración en la sociedad porteña de los hermanos de la Banda Oriental, cuyo número solo se puede determinar al tener en cuenta que la población uruguaya no tiene crecimiento demográfico desde hace varias décadas...




Pero la raíz madre de nuestra sociedad (además del importante número de provincianos que arribaron desde el peronismo a la fecha, hasta alcanzar ese 25% del que hablamos al comienzo); reside en el gran primer movimiento migratorio que se produjo en los últimos años del siglo XIX y las priméras décadas del XX. Efectivamente, hasta 1880, la "Gran Aldea" estaba habitada por criollos, descendientes de los esclavos negros, y nucleos de europeos con neta predominancia española y en menor medida británica. Si bien el proyecto de renovación de la composición racial de la llamada generación del '80 (Sarmiento, Alberdi, Mitre, Roca y Cía), ya estaba en marcha; la inestabilidad política del país y sus luchas intestinas, lo hicieron aparecer como inseguro hasta acercarse la última década del siglo XIX. Entre esos años y el cierre de la inmigración por la crisis económica mundial, allá por 1932; arribaron a Buenos Aires para desparramarse por el territorio nacional, pero también para cambiar definitivamente la cara de la sociedad porteña, millones y millones de inmigrantes de ultramar; el fenómeno fue de tal magnitud, que promediando la década del '10, un tercio de la población de Buenos Aires era extranjera.



Hubo, casi en idénticas proporciones, dos colectividades predominantes: la italiana y la española (destacándose los calabreses y sicilianos entre la primera y los gallegos, asturianos y madrileños entre la segunda). Ya ingresando en los primeros años del siglo XX hubo otras dos importantísimas colectividades que arribaron por motivos diferenbtes: los "turcos" y los judíos. Los llamados "turcos" eran en su inmensa mayoría individuos de origen sirio-libanés; producto de la descomposición territorial del imperio Otomano luego de la primera guerra mundial , ingresaron con pasaporte turco: la pobreza, las miserias y el hambre hicieron cruzar el mar a estas gentes. La inmigración judía tiene dos vertientes: el "eskenazi" o judio europeo (en su gran mayoría de países eslavos y luego de toda Europa) que se conoció en los barrios porteños con el mote a veces cariñoso, a veces despectivo de "rusos"; que llega de la mano de las miserias de la guerra y el hambre de la Europa de esos aos, pero fundamentalmente del antisemitismo europeo que, originario de la ead media, tiene un arraigo in crescendo desde 1850 para llegar a la exacerbación y barbarie del nazismo. Por otra parte, también de oriente medio y del norte de Africa y España, llegan los judíos sefaradíes; étnicamente de una fisonomía parecida a los inmigrantes musulmanes; llegan para sumarse a la comunidad de judíos blancos y conformar en la actiualidad la segunda colectividad de origen judío fuera del Estado de Israel, solo detrás de los EE. UU: . con casi un millón de individuos de esa religión. Curiosamente, turcos y rusos se asentaron en los mismos barrios porteños, donde convivieron en armonía, dedicados fundamentalmente al comercio donde se volvieron prósperos, hasta que el fenómeno de la globalización acercó la demencia de medio oriente hasta estas riberas.




Otras relevantes colectividades (aunque menos numerosas) llegaron en esos años, fruto de persecuciones genocidas; destacan la Armenia y los gitanos de Europa del este.


También hubo una cantidad importante de inmigranntesque llegaron bajo la forma de desplazados políticos: la revolución bolchevique y la gran hambruna que le sobrevino, empujó a un número inmenso de nacionalistas ucranianos, bielorusos (o "rusos blancos"); al mismo tiempo que el avance del totalitarismo en Europa de occidente, desplazó a familias enteras de militantes anarquistas y comunistas (alemanes, españoles, etc.). Curiosamente, luego de la desintegración de la URSS, un importante número de ucranianos, forma una de las últimas colectividades de reciente arribo que faltaría mencionar, para completar el actual mosaico de los habitantes de BuenosAires; esos que se siguen fundiendo en el crisol de razas que, trascendiendo el tiempo, perfilan las futuras generaciones de porteños.


La misma discriminación que sufrió el cocoliche, gallego o ruso; la misma promiscuidad de aquellos conventillos de donde nacieron las uniones que tuvieron como resultado nuestra bendita actual sociedad; la sufren hoy chinos, bolivianos, peruanos... Tal como los genoveses colorearon ese paisaje de La Boca que HOY nos parece pintoresco; tal como turcos y judíos transformaron a Once en la fenicia porteña; tal como los "cabecitas negras" del interior le pusieron nombre y apellido a las barriadas del conurbano (Villa Constructora, Villa Insuperable, etc.); tal como los gallegos le dieron tinte propio a la Av. de Mayo; hoy los bolivianos redibujan Liniers o Flores; los chinos Belgrano C, los paraguayos las zonas de Merlo, Moreno o La matanza; los peruanos el Abasto...


La dinámica de la ciudad no se detiene, las jornadas son más cortas, los penares los mismos, los sueños tan esquivos como siempre; el futuro... uno solo, en común.

Etiquetas: , , ,

domingo, mayo 20, 2007

Pibe de Barrio (en el 304 aniversario de Monte Castro)

Leo el último párrafo de la contratapa de Página/12 del sábado 5 de mayo: la puta, ¡Qué duro! pero cómo te cincela a mazazos el marulo Sandra Russo. Sandra habla de una niña de la calle que conoció y falleció por hambre en esta ciudad, a los once años. Finaliza su reflexión: "...¿Con qué derecho vivimos nuestras vidas de Wi Fi y msn mientras hay estómagos pequeños que se retuercen de jugos gástricos y vacío?..."

Me angustio hasta la desesperación: soy un sobreviviente; soy un pibe de barrio, nada más.

El problema es que ese grupo social casi extinto, del que declamo pertenencia; es la lápida de lo que alguna vez se llamó clase media, clase obrera o gente del común (que no es lo mismo que gente vulgar).

A veces pienso que la gente como Sandra, son intelectuales de élite que movilizan conciencias que no necesitan ser movilizadas, porque siempre estuvieron atentas. Entonces me pregunto, como solía hacerlo en el ámbito académico, cómo se llega a la gente común, al pibe de barrio que tanto tipo/a sano tiene adentro y el Gran Hermano y Tinelli le nominaron las neuronas y sentenciaron el pensamiento...

¿Qué es un pibe de barrio? En principio, a lo mejor muchas veces, un boludo grande como yo: lo de "pibe" no connota ni denota nada, es solo el mote cariñoso que liga la niñez de estos tipos con un origen de barrio porteño. El pibe de barrio tiene alguna o muchas de estas facetas, veamos.
Su querencia afectiva está marcada (como un fiel perro meador) en un radio indefinido de acotadas manzanas, que no reconocen los límites formales de la guía Filcar, ni la Dirección de Catastro; el paso del tiempo y las circunstancias que puden llegar a alejarlo del lugar, no atentan contra sus hábitos, sus afectos ni su memoria: el pibe de barrio conoce su origen y, lejos de renegar de éste, es motivo de orgullo. Una y otra vez vuelve a esas veredas donde comprará los fasos al circunstancial propietario del kiosko de siempre; donde lo saludarán añosas vecinas que supieron cagarlo a pedos de chico, donde encontrará por una casualidad provocada a ese amigo del que tan poco supo en los últimos tiempos y se deben tanta charla... Siempre se lo puede encontrar en el club, trenzado en un partido de truco, papi o simplemente tomando un vermouthcito, mientras garronea el diario en el bufet. El pibe de barrio no tiene edad: de veinte, cuarenta o sesenta, comparte los colores de la pasión deportiva local, el anecdotario, el boca en boca, los mitos...Y aunque la vida lo haya corrido algunas veces más o menos lejos, siempre encuentra la escusa para volver, porque se corta el pelo en el mismo lugar, donde Rubén, el hijo de Vicente, heredó esa profesión sin que nadie sepa el apellido de la dinastía; porque encarga el fascículo donde el canillita encaneció pero conoce nuestros hobbies o pasiones y siempre rescata ese ejemplar, porque la pilcha va siempre a "Tokio", donde el secreto de la tintorería limpia mejor (porque no te cambia al "ponja" por ningún franchising pedorro); donde los tilos y los aromos huelen más intenso; donde los jazmines de la primavera, su fragancia, el contacto con las paredes amigas o las ochavas cómplices, nos rescata a menudo de los tiempos huecos... las épocas grises. El pibe de barrio se pavonea por esas calles con las novia de turno; le cuenta mil anécdotas a sus hijos en largas caminatas; o se ahoga de muzzarella, cerveza y risas con los muchachos de la pizzería de toda la vida.
El viento de la vida sopla en el barrio, y desparrama a sus hijos por los cuatro puntos cardinales, aunque algunos quedan aferrados tercamente de por vida; pero el pibe de barrio nunca se va, siempre está volviendo, como en una sacra peregrinación donde renueva votos de fidelidad con su origen, su clase, su lugar... Muchos partieron a una sórdida nube de pedos en la estratósfera del status a bordo del cohete de Ménem, pero en el fondo nunca compartieron los rituales ni la alegría de pertenecer a este lugar de semejantes sin más jerarquías que las morales, siempre renegaron de su origen y partieron en busca de una cultura diferente. Otros apostaron mal y perdieron, y hoy engrosan las filas del país de cuatros de copas sin identidades propias, que necesitan vivir sus vidas espiando a la "caja boba", con la mente embrutecida y los malos hábitos de los miserables últimos lustros.

Yo creo que nunca me fui del barrio, ese que podría ser el tuyo o el de aquel; porque no se trata de un lugar en el mundo de los geógrafos, sino de un lugar en el mundo del corazón, esa víscera donde en el barrio todavía pensamos que habita el alma, y que se estruja de dolor cuando lee crónicas como las de Sandra Russo.

Dedicado a "José", el sodero de mi barrio, que hace un par de años volvió a tocar mi timbre cuando exorcisé los espantosos sifones de plástico de los super del 1 a 1.


Desde hace 48 años (más de los que llevo sobre esta tierra), José arremete cada mañana con el recorrido que llevará su reparto por los confines de Villa Luro, Villa Real, Monte Castro, Floresta, Devoto y Versailles. Antes, en la antigua sodería de Elpidio González y Virgilio, hoy en Panizza; siempre asoció su pregón a mi existencia: acarició mi cabecita de pendejo, fue la palmada amiga de mi adolescencia o el bocinazo de mi adultez... nunca cruzamos más que algunas palabras y vagas impresiones; pero él atesora secretos y recuerda confesiones, como mi perdición por los casi extintos "carcasa de aluminio", que son los que mejor se enfrían en los veranos tórridos... ¡salú la barra!

Etiquetas: , ,

sábado, mayo 19, 2007

Caretas y más caretas

Elecciones muy interesantes a nivel de propaganda gráfica. Afiches mala leche, guerras de colores, pintadas sobre las gráficas del partido contrario, discusiones entre las campañas ("Estaría bueno..." o "Hizo el doble en la mitad de tiempo"), en fin, invasión de papel en las paredes.
A nivel personal me gustaron las de Teler-man, si bien no lo votaría ni empastillado. Como primera observación diría: ¿se dieron cuenta que quien menos muestra la cara en los afiches es Macri? ¿Será para que nadie recuerde la cara de boludo que tiene? Estaría bueno...

Etiquetas:

lunes, mayo 07, 2007

One Thousand Faces City I: Buenos Aires, an amazing mix



Stone shout: Le Park tower seems to reach Palermo's cloudy sky.



The tradition is alive: Sunday afternoon, in Mataderos neighbourhood takes place "Gauchos" shows; in the picture, "La sortija", a sort of game: catch a little ring with a small stick in a horse race.



On the hottests days of Buenos Aires summer, anything is usefull to refresh oneself.




A view of "North Catalinas" from de roof of Olivetti Building, over thirty floors in high.




Presidente Illia Highway. Buenos Aires traffic: such a mess!!



The "Riachuelo" in "La Boca". One of the most contaminated rivers around the world, is crossing by smalls boats carring people to one shore to another; today a colour note for the tourists moustly.





The everyday cars crashes: the "porteños" (Buenos Aires citizens) are, really, suicide-killers' drivers.




The old fashion and the new fashion: the fascination and glamour of "Puerto Madero" at the doors of the great river and the backs of the downtown.





Taking a rest in front of Malvinas War Memorial.

If you want particullary images of the city, please leave your comments: we're waiting for.

Etiquetas: , , ,

martes, mayo 01, 2007

Calles de Baires : Agujas de neón sobre las zonas oscuras del alma de la ciudad


Hace dos años que por las Calles de Baires caminan juntos dos yiros de Flores, un pibe con hambre, dos borrachos y un sueño, un peruano una bahiana la ilusión, dos pendejos un yuta un canillita y un mirón, un par de chongos un gringo que no recuerda ni su idioma, mil historias cien aventuras un amor, Baudelaire, Heidegger, Neruda, diez lágrimas muchas risas, mil ventanas lluvias brisa, vientos tormentas destellos, abismos angustias esperanzas, un fulgor...

Hace dos años, un nuevo rayo de luz atravesó las sombras de siempre e hizo nuevo de lo viejo, e hizo eco de los ruidos que mullen silencios ominosos e impúdicos.

Hace dos años que Callecita mueve su farol en las noches de todas las horas, para no dejar rincón sin hurgar... y nos propone imágenes para compartir sin pedir nada a cambio; y nos conmueve o nos demuele, nos invita o nos expulsa, nos avisa que ella va por la ciudad de la furia.

Todos habitamos la megalópolis, algunos la viven, unos pocos la conocen, muchos menos la moldean y todos estamos adentro.

Hay un eco de tacos en los adoquines ¡Feliz cumpleaños Calles de Baires! A tu salud levanto mi copa desde algún sórdido estaño...

Etiquetas:

martes, abril 24, 2007

Crónicas Insólitas IV : Fuga en Devoto "Se armó la gorda" (o "El Gordo")

Los hechos
Las sábanas anudadas colgaban desde temprano pero nadie lo advirtió. Eran blancas como la misma pared. El hombre que las puso actuó rápido pero sin dejar huellas. En unos segundos completó los siete metros del muro. El plan estaba en marcha. Nada podía fallar aquella tarde del 16 de septiembre de 1994. Los hermanos Valor – Luis
y Andrés- caminaban serenos por el pabellón del Penal Federal de Villa Devoto. Los demás integrantes de la Superbanda los contemplaban nerviosos. Todos juntos, como si fuesen los actores de una obra de teatro, repasaron una vez más el guión. Era una jugada estudiada de ajedrez. Cada cual debía ocupar su rol y actuar en el momento preciso. La fuga se había ideado con dos meses de antelación. Algunos iban a salir unos minutos más tarde para asegurarse que nadie los estuviese vigilando. Las armas estaban preparadas, igual que el contacto externo. Todo comenzó en el patio de recreo del penal. Con sus amigos La Garza Sosa, Emilio Nielsen, Carlos Paulillo y Julio Pacheco, El Gordo Luis Valor logró llegar hasta el hospital penitenciario y de allí pasar hasta el sector de la muralla externa. Íban armados y decididos a no detenerse ante nada. -Soy la Garza y vengo para irme, gritó Sosa al secretario del hospital y a los dos oficiales que estaban en el lugar. Mientras los amenazaba con un arma los otros integrantes de la Superbanda tomaron guardapolvos para disfrazarse y facilitar su fuga. El único que no se vistió de blanco fue el jefe, el Gordo Valor, que prefirió ir vestido con el color enemigo, el gris de los guardiacárceles. Una vez disfrazados y con todo el personal del hospital encerrado en distintas oficinas, consiguieron franquear el acceso hasta la muralla externa.Cuando llegaron a la puerta que separa el hospital del acceso al puesto 2 de la muralla, el Gordo Valor disparó al cielo para demostrarle a los pocos guardias que los seguían que estaba dispuesto a fugarse. Un guardia apabullado entregó su llavero. En el puesto de vigilancia los esperaba el último obstáculo: dos guardias dispuestos a frustrar la fuga. El ayudante Luis Parada se parapetó contra una mocheta que oficiaba como única defensa. -Entregate Gordo, estas rodeado, gritó el guardia con el deseo de que ese grito se transformara en realidad. -Te voy a matar porque sos requisa, le replicó Valor y acto seguido le disparó dos veces sin acertar. Para ese entonces las cuerdas que habían hecho anudando sábanas ya colgaban del paredón que daba sobre la calle Bermúdez. Por ellas se descolgaron los cinco presos y a los tiros se subieron a dos autos que los estaban esperándolos.Luego de estar 244 días prófugo, la Policía Bonaerense logró detenerlo el jueves 18 de mayo de 1995.
El amigo Valor, la Garza Sosa (tapa de la Revista Viva), "Tractorcito" Cabrera y estas otras sabandijas son algunos de los famosos 12 apóstoles de Sierra Chica y, si bien los dos primeros no estuvieron en la toma de aquel penal, fueron sus acólitos los que hicieron empanaditas de "buches" y la convidaron a la Juez mientras le medían el aceite.
Semejantes nenes, acostumbrados a hacer cagar camiones blindados (lanzacohetes de por medio de ser preciso) y cargarse a los que fuesen necesarios; habían sido recluídos en la U2 de Villa Devoto (Unidad Penitenciaria N° 2 de Encausados del Servicio Penitenciario Federal); hoy, la última cárcel dentro de los límites de la Capital Federal, anulada y desmantelada la nefasta U1 de la Av. Caseros, aún en espera de su implosión.

La cárcel de Villa Devoto, ubicada en la zona más popular del muy concheto barrio, fue construída a fines de la década del '20 y, desde entonces, ostenta un record de escasísimas, por no decir casi insignificantes, fugas exitosas. Efectivamente, la solidez de la construcción de sus pabellones (que resisten el abandono y el paso del tiempo, sus múltiples muros perimetrales, la cantidad de centinelas apostados con armas largas, lo expuesto de sus patios, la vigilancia en todo ángulo que permiten sus puntos de observación, etc. han permitido mostrar una foja impecable en la labor de los "candados" o "cuidaperros" como se los conoce a los guardias penitenciarios en la jerga.
La penitenciaría sofocó múltiples motines y situaciones de desborde total; tres casos nos dan la medida: en 1962, en un sangriento motín donde 1800 presos se hicieron con el control de gran parte de la guardia de seguridad y los pabellones de la cárcel (no así el perímetro); se libró una batalla cruenta y sin cuartel, donde fueron muertos docenas de guardiacárceles y entre las vendettas y la represión un número aún mayor de presidiarios. En esa oportunidad y en medio de la confusión que alarmó a todo el barrio, familiares de ambos bandos y todas las fuerzas de seguridad, se produjo una de las pocas fugas exitosas: el célebre ladrón de bancos de nacionalidad uruguaya Villarino, quien fue capturado un par de meses después. La magnitud del hecho dio lugar a la célebre película "Los Evadidos", entre los actores apareciá el prometedor personaje Minguito, de Juan Carlos Altavista con su célebre sentencia: "fetivamente". En 1973, el 25 de mayo, el tío Cámpora ordenó la liberación de los presos políticos, entre los cuales se hallaban muchos tipos pertenecientes a grupos armados de lucha revolucionaria (Montoneros, ERP, FAR); especialmente los dos o tres sobrevivientes de la masacre de Trelew de 1972 (la Arrostito con una bala en la mandíbula, por ejemplo). La impaciencia de la muchedumbre, que acompañaba a "los muchachos" de la JP y otras organizaciones de izquierda que tenían listas para controlar que todos fuesen liberados, llevó a un intento de asalto a la penitenciaría (se llegó a colocar un bondi de la línea 109 de culata frente a los portones para derribarlos). La respuesta feroz: gases, tiros a mansalva y una caza del hombre llevada a cabo en un rastrilleje por las casas del barrio; un par de muertos muchos heridos y santas pascuas: entre 1975 y 1983 el que fue pabellón de mujeres (el más nuevo de la cárcel, construído en los sesenta),
alojó a centenares de presos políticos y detenidos desaparecidos (o "reaparecidos" a disposición del P.E.N. -poder ejecutivo nacional-) y no hubo ningún intento o plan conocido de intrusión o fuga; el penal era inexpugnable; cinturones de clavos de acero cerraron durante más de una década a las calles Pedro Lozano, Desaguadero y Nogoyá,
y vallas en zig zag, además de la suspensión del tránsito de colectivos hizo crecer el pasto entre los adoquines de la calle Bermúdez, el frente mismo de la penitenciaría; mientras pick ups con milicos de armas largas y reflectores patrullaban en un radio de más de diez cuadras. En 1978, se produjo el llamado "Motín de los Colchones": centenares de presos tomaron los pabellones que dan sobre Nogoyá
y prendieron fuego a los mismos ante un frustrado intento de toma y luego fuga, para evitar la represión de los guardias: no hizo falta, el humo y el fuego (anque alguna balita perdida) hicieron lo suyo y unos 70 internos pasaron a mejor vida. He vivido unos veinte años a menos de ciento veinte metros de la U2 y otros diez en el barrio; mis padres más de cuarenta y cinco: Helicópteros con "soles de noche", desnudando techos y azoteas ante la menor alarma, reflectores que bañan el barrio en 360° registrando el menor movimiento, detección en numerosas ocasiones de túneles cavados desde casas alquiladas, tomadas o abandonadas de la calle Desaguadero, iluminación "a giorno" las 24 hs.; severos cntroles de acceso para propios y ajenos, proveedores o visitas, que nunca se relajaron lo suficiente, hicieron de los muros de "La Gayola" una barrera casi insondable para ningún mortal, por osado que fuera; y el Gordo Valor se rajó por la entrada principal, descolgándose de una sábana anudada de siete metros (de película), a plena luz del día, escrachado por las cámaras de seguridad de la Shell del gallego De La Cruz; sobre una calle con tres líneas de colectivos, incesante tránsito, muchos comercios y atravesando sin gastar un cartucho la guardia de seguridad, muros, garitas, rejas y decenas de tipos armados con FAL, PAM, pistolas, etc... ¡¡Andaaaaa!!!!!!

Etiquetas:

viernes, abril 13, 2007

Los Nombres de las calles X - 2ºEd. Virreinal

Virrey Cevallos
Pedro Antonio de Ceballos Hoyos y Cortés Calderón fue un militar español y un fiel servidor de la Corona. Gobernador de Buenos Aires desde 1757 hasta 1766. De vuelta a España influenció en la Corte para crear un nuevo virreinato en el extremo sur de América. Al crearse en 1776 el Virreinato del Río de la Plata, fue nombrado virrey.
Una vez designado virrey, gobernador y capitán general de las provincias del Río de la Plata y supremo presidente de la Real Audiencia de La Plata zarpa de Cádiz el 12 de octubre de 1776 al mando de una expedición militar. El 21 de abril de 1777 llega a Montevideo al mando de 9316 hombres. Cevallos marcha por tierra hacia Colonia del Sacramento que estaba bajo el poder de los portugueses y a la cual rinde a discreción por segunda vez (ya lo había hecho en 1763). Para evitar su repoblación, el flamante virrey derriba partes de la muralla. Paradójicamente, por ello fue nombrado Marqués de la Colonia. Se dirige entonces hacia Río Grande de San Pedro, pero a mitad de camino lo alcanza la noticia de la paz firmada entre españoles y portugueses. Se dirige entonces hacia Buenos Aires para asumir el cargo de virrey el 15 de octubre de 1777. Como ya hemos visto en una oportunidad anterior, parte de las piedras de la muralla de la Colonia sirvieron para empedrar la cuadra de la actual Bolívar entre Alsina y Moreno, donde están la Iglesia de San Ignacio y el Nacional BsAs(colegio de San Carlos entonces), y que fuera la primera cuadra empedrada.
Cevallos había sido Gobernador de Buenos Aires durante 8 años y era un hombre conocido y bien querido en la ciudad que ahora ostentaba el título de capital virreinal. Lo querían los vecinos importantes y la gente humilde. Cevallos era un hombre tolerante y mesurado, y aunque celoso de sus funciones, justo. Para recibirlo en Buenos Aires, los vecinos y el Cabildo tiraron la casa por la ventana. El Cabildo hizo reemplazar el balcón de madera roída y apolillada por uno de hierro. Se multiplicaron los agasajos y las recepciones al punto que el mismo virrey tuvo que pedir que acabaran porque le impedían realizar sus labores. Se compusieron poemas y canciones en su honor. Una de ellas el "Canto de un guaso en estilo campestre" comenzaba:


"Aquí me pongo a cantar
abajo de aquestas talas,
del mayor guaina del mundo,
los triunfos y las hazañas..."


¿Les suena? Así que ya ven, Cevallos era el mayor guaina del mundo, dos veces vencedor de los portugueses. Pero hay más. Se dedicó a hacer que esta pequeña aldea con título virreinal fuera un poco más ordenada. Impuso multas para quienes hecharan basura en la calle. La emprendió contra el contrabando, el carnaval y el juego por dinero. Puso los primeros límites de velocidad en las calles porteñas: al que pasara del trote corto, la 1º vez lo multaban con $10; la 2º, azotes y cárcel.
Fumaba y armaba sus propios cigarros de chala. Era fanático del mate, al punto de hacerse enviar yerba a España. Ya virrey, impuso que para la cosecha de trigo, a los peones rurales se les diera mate 6 veces durante la jornada laboral (claro, no comían más que galleta y/o charque).
El Cabildo quiso retratarlo para lo cual contrató a un pintor. Don Pedro, que en principio había aceptado, se negó a posar para el artista al enterarse de que debería quedarse quieto 5 horas cada día. El virrey no tenía tiempo para esas frivolidades.
Cevallos no pasó ni un año en Buenos Aires como virrey. Casi 9 meses después de haber llegado, Don Pedro se embarcó a España. Hacia allí se dirigía a informar al monarca del éxito de su misión y a pedirle su autorización para casarse. Antes de venir a Buenos Aires por primera vez como gobernador, Don Pedro había estado a punto de casarse con una prima suya, pero desgraciadamente, la novia murió poco antes de la boda. Ésta era su última oportunidad. Se había enamorado de una porteña de alcurnia, Doña María Luisa Pinto. Él tenía 62, ella, 30. Pero el virrey tenía un problema. Él debía autorizar todos los casamientos que se realizaran en la Reina del Plata, excepto el suyo. Eso debía autorizarlo el monarca en persona. Si bien anticipó su luna de miel (varias veces) no quería que las viejas rancias y arpías de Buenos Aires hablaran de Doña María Luisa. LLegó a Cádiz el 17 de septiembre de 1778 pero nunca llegó a lograr su cometido. Murió en Córdoba, España, el 26 de diciembre de 1778. Fue envenenado con arsénico por alguno de sus enemigos de la Corte. Antes de expirar, pidió agregar un codicilo a su testamento. Nombró garante y albacea al obispo de Córdoba (España), donde lo obligaba a cumplir determinadas cláusulas reservadas que se referían a su prometida y su hijo. En realidad Don Pedro sabía que su prometida estaba embarazada al partir él hacia la península, pero nunca supo que el niño, bautizado Pedro Antonio como su padre, había nacido fuerte y sano.
Como dato adicional diremos que Pedro Antonio de Cevallos (h) fue un ferviente patriota desde 1810 y además se desempeño como hombre de confianza de Martín Miguel de Güemes.


Virrey Vertiz
Juan José de Vértiz y Salcedo fue un político colonial español nacido en México, que ejerció el cargo de Gobernador de Buenos Aires(1770-1776) y 2º Virrey del Río de la Plata (1778-1784).
Hijo de un importante político hispano, estudió en España y se formó como militar, interviniendo en varias campaña españolas, como las de Nápoles y Francia. Antes de ser virrey desempeñó el cargo de gobernador de Buenos Aires, tanto bajo la administración del Virreinato del Perú como del Virreinato del Río de la Plata, teniendo como prioridad el expulsar a los portugueses de la Banda Oriental (con éxitos nulos, por cierto).
Asumió como virrey en 1778, teniendo una obra de gobierno muy vasta, desarrollando la economía regional, colonizando tierras deshabitadas (o habitadas por indios, que es lo mismo), instalando intendencias por todo el virreinato y preparó el camino para que fuera fundada la Real Audiencia de Buenos Aires. En tarea social intentó agrupar a todos los artesanos en diferentes gremios, imitando el sistema vigente en Europa. Fundó el Protomedicato(parecido a una escuela de médicos), una casa cuna y el hospital de expósitos. Durante su gobierno se censó por primera vez la ciudad, que en aquél entonces contaba con 37679 personas y 3827 negros y entonces supo que podía aumentar los impuestos. Fue el responsable del primer paseo público de la ciudad, La Almeda, actual Paseo Colón. También se creó durante su gobierno el primer teatro de la ciudad, La Ranchería (hasta había que llevarse la silla o banqueta. ¡¡¡Todo un lujo!!!). Impuso el trabajo obligatorio, estimuló la elaboración de las carnes saladas y la utilización del añil. Fue conocido por el sobrenombre de "virrey de las luminarias" porque hizo instalar los primeros faroles a velas en las esquinas de Buenos Aires. Dichos faroles se encendían desde el toque de oraciones (20hs. apróx.) hasta casi la una de la mañana.
Tuvo un importante rol en reprimir la sublevación de Tupac Amaru II que fue una verdadera carnicería. Tupac Amaru II fue desmembrado vivo (y les costó bastante) después de un buen rato de ser torturado, y toda su familia ejecutada de distintas formas; formas que variaban en función de la edad y el sexo del/la condenado/a, no siendo perdonados ni las mujeres ni los niños. En 1784 pidió regresar a España, dejando el virreinato y entregándoselo a Nicolás del Campo. Murió en España en 1799.


Virrey Loreto
Gracias a su nombre completo, Don Nicolás Francisco Cristóbal del Campo Cuesta de Saavedra Rodriguez de las Varillas de Salamanca Solís García de Olalla y Sanchéz Salvador, el tercer virrey del Río de la Plata siempre fue conocido por su título: Marqués de Loreto. Sus comtemporáneos lo apodaban el "Bicho Colorado" por su cabellera pelirroja.
El hombre trabajaba a conciencia y estaba dispuesto a erradicar el contrabando. Razón de sobra para ganarse los mayores odios y problemas.
Y fue un visionario porque quiso convertirnos en el "granero del mundo". Fomentó la agricultura, particularmente de trigo e impulsó la contrucción de silos (subterráneos en aquella época,cuando las napas probablemente no fueran tan altas) para conservar el cereal. También fomentó los saladeros de carne, para lo que organizó expediciones a las Salinas Grandes. La carne salada y la harina de trigo se exportaban a Cuba para alimentar a los esclavos.
En 1785 quedó establecida la Real Audiencia de La Plata (aquí en Buenos Aires) y el virrey Loreto, como correspondía, fue su primer presidente.
Continuó con la pavimentación de calles; la actual Florida (del Correo por aquel entonces) fue empedrada.


Virrey Arredondo
Don Nicolás Antonio de Arredondo Pelegrin Haedo Zorrilla de San Martín y Venero, tal su nombre completísimo, fue el cuarto virrey del Río de la Plata.
Continuó empedrando calles y favoreció la creación de consejos vecinales y cuerpos de policía. Favoreció el establecimiento del Consulado de Comercio en Buenos Aires.
Permitió la importación de esclavos a cambio de cueros gracias, en parte, a un joven abogado, Mariano Moreno y su famosa Representación de los Hacendados.
Era fanático de las corridas de toros y de las recepciones. En el Fuerte había joda todos los miércoles y domingos; el anfitrión, el virrey.
Durante su gobierno, ocurrieron cosas extrañas, algo así como una revelión de la naturaleza. Hubo que afrontar invasiones de perros cimarrones y loros barranqueros. Todos debían matar un cupo. En otra ocasión, el Río de la Plata desapareción durante todo un día, casi podía cruzarse a caballo el río entre Quilmes y la Colonia (el tramo más corto). El hecho causó gran revuelo en la ciudad portuaria. Afortunadamente, a la tarde el viento cambió y el río volvió a su cauce normal.
Sin pena pero sin gloria se desempeñó 6 años en sus funciones.

Virrey Melo
Pedro Melo de Portugal y Villena, quinto Virrey del Río de la Plata, había nacido en Badajoz, España(donde a Tinelli le vendieron un buzón).
Le encantaba los juegos de bolos(bastante distinto al bowling) y bolas, el último, un clásico argentino hasta hace 30 años, las bochas.
Reglamento la provisión de agua y obligó a los aguateros a juntar el agua en el Retiro, dado que más al sur el agua se hallaba contaminada por el jabón de las lavanderas.
Debió enfrentar la primer revuelta de un "centro de estudiantes" por decirlo de algún modo. Un día de 1796, los alumnos del colegio de San Carlos(actual Nacional Buenos Aires), cansados de los castigos corporales y la larga jornada de estudio, decidieron revelarse. Rodeando a los celadores y tomando de rehenes a algunos profesores, se amotinaron con algunas armas en el primer piso de edificio, donde estaban sus habitaciones al mando de Juan Gregorio de Las Heras, futuro Granadero a Caballo y General del Ejército de los Andes, entre otras cosas. El virrey hizo rodear el colegio con el Regimiento Fijo de Veteranos. Luego de algunos minutos de resistencia los alumnos se rindieron.
Murió dos días después de caer de su caballo en un infortunado accidente, en Montevideo, el 15 de abril de 1797.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

lunes, abril 02, 2007

Otro 2 de abril (una extraña efemérides)

Otro 2 de abril. Venticinco años. Número redondo (bodas de ...?); para una civilización occidental que, desde hace siete siglos se entregó al tiempo abstracto y mensurable en segmentos idénticos; tiempo que poco tiene que ver con el biológico o el de las emociones. Es fácil comprobar que comemos a "la hora de comer" y no cuando tenemos hambre; o conmemoramos "cuando hay que conmemorar" y no cuando nuestro estado de ánimo lo dicta.
Día curioso y contradictorio por excelencia en mis sentimientos es, sin duda, el de mi cumpleaños: como ocurre a casi todo el que se detenga a pensarlo o sentirlo, los años cronológicos por los que he transitado tienen muy poco en común con lo que para mí han durado... ¿cuánto dura un segundo en un avión que se desploma? ¿cuánto duran dos horas de amor? ¿cuánto dura la pesadilla de ver el rostro de la muerte violenta? ¿Cuándo el tiempo se vuelve eterno? ¿cuándo se escurre como agua entre los dedos? ¿quién dicta que se acelere o se prolongue? ¿quién más que nosotros mismos?



Otro 2 de abril. Venticinco años cronológicos del día que las clases '62 y '63 (en su gran mayoría) marcharon a la guerra, ese infierno bestial absurdo e incomprensible que forma una parte institucional de la vida y la demencia de los pueblos y quienes los dirigen.
Hace poco leí el libro de Edgardo Esteban y me asombró encontrar por primera vez expresado en palabras lo que siento habitualmente: él habla de una generación Malvinas; es grande su acerto. Yo diría que aquellos que nacimos entre los últimos años de la década de los cincuenta y los últimos de la siguiente somos los que formamos esa generación. Alguna de esas clases (en términos milicos) iba a vivir una guerra, pudo ser en el '78, fue después, pero iba a ocurrir como corolario de una era de sinrazón que se parece tanto a las que han transitado otros pueblos; muchas de esas camadas de hombres y mujeres habituarían sus azorados ojos de niños y adolescentes a situaciones, que hoy, parecerían de un pasado remoto: luchas facciosas del partido militar y las patotas sindicales; lucha revolucionaria en un país rico y con cierto nivel de reparto de la renta; enfrentamientos entre paramilitares, parapoliciales y grupos insurgentes urbanos armados; genocidio... y luego Malvinas: punto de inflexión. Hombres y mujeres. Miles de pibes con una angustia y temor que los convierte a todos en veteranos de la pavura; miles de familias, novias y amigos que pasaron a engrosar las listas de los otros, a esos que les pasan las cosas, tal como se caracterizaban las cosas por entonces.

A resultas de aquella derrota, la "generación Malvinas" vivió una esperanzante era de participación política que comenzó a morir por estos días, una semana santa, y feneció el 14 de mayo de 1989; cuando llegaron los sicarios de la imbecilidad colectiva a terminar el trabajo.
Por eso entiendo a los que quieren desfilar (aunque son ropas raras que no me recuerdan el duvet o el poncho), es todo lo que queda... muchos permanecen en silencio y siguen su vida, miles. Supongo que prefieren olvidar. Otros ya no están. Los milicos tendrán sus propios fantasmas: Balza, Quevedo, Piaggi o Seneildín se preguntarán que hacían en las filas de Parada, Menéndez, Giménez...
En cambio los pibes son historias calcadas, era muchachada semejante, no había arribado este país de desposeídos y obsequiados. Me refiero a los porteños, claro. Es claro que los pibes del litoral o del noroeste vivían otras realidades.
Pero la muchachada del 3 de La Tablada, del 7 de La Plata, del GADA de Ciudadela, el 6 de Mercedes y otras tantas unidades de por aquí, están hermanadas por muchas otras cosas. Acaso mi recordado Claudito Grosso no vivía a pocas cuadras de Esteban, Acaso Fernando Strafacce no es de mi barrio; Fernando Kalik de mi recordada UTN; y el flaco Lis Torti de la ENET 35?

Extraña efemérides. Los medios se nutren periódicamente; el discurso cambia, de austero y réprobo a exacerbado o burdamente chauvinista. Yo creo que es una fecha en la que como sociedad entramos en un coma profundo del que aún no salimos. ¿Qué festejan algunos? ¿Qué conmemoran otros? ¿Cuál es la gesta? ¿Qué consagramos esta fecha? Ahhh, gentes de tentaciones fáciles. ¿Qué será lo nuevo a entronizar como un santo grial, para luego despertarnos como párvulos plañideros del "yo argentino"? No tuvimos bastante: un pocho que ya no era tal; el mundial 78; la guita dulce; la democracia con la que se come y educa; el Plan Austral; las santas privatizaciones; el uno a uno... ¿Será que como todo eso nos avergüenza tanto, ponemos tanto vigor en celebrar esta extraña efemérides (que de pedo se respetó porque cayó un lunes, cosa que igual me vale un huevo), que aparece como prístino anhelo colectivo y no como demencia irresponsable? Hay tantas causas pendientes... hambre, desigualdad, justicia. La integridad territorial es un tabú, pero yo me atrevo a decir, sin faltar el respeto a la sangre derramada, que hay otras formas menos pelotudas que sentirse los campeones del mundo. No lo fuimos nunca, ni en lo moral ni en la determinación.

Yo los invito a pensar qué estaremos celebrando hoy, trayendo algunas imágenes "sucias" para correr la blanquísima nube de pedos en los que muchos todavía viven. Sepan disculpar aquellos que no compartan mis sentimientos.

Recordando lo que nos dejó un 2 de abril.






Abandono. Espera Angustiante. Incertidumbre. Terror



Improvisación. Esfuerzo estéril. Impotencia. Bronca y Furor. Futilidad.



Demencia bestial. Locura y Frenesí. Noches sin retorno a la Cordura.


Muerte. Muerte en el sucio turbal o el pedregoso monte.
Páramo maldito que en nada remeda nuestra tierra y no vale una sola gota de sangre.



Muerte. Promiscua, Impiadosa.



Desesperación, Frío asesino, Desolación, Desamparo.


Humillación de brazalete blanco. Mutilación, Estigmatización, Pesadilla Eterna.








Muerte y más Muerte.
Vidas troncadas en el fondo de la anegada, inmunda y helada fosa anónima.
Preciosas y jóvenes Vidas. Lo único verdaderamente irredento de esta historia.
Maldito el "honor" de morir por ese suelo yermo.
Maldito "privilegio" el de caer por el alma estéril de una sociedad de causas hipócritas y dirigentes cínicos padres de "derrotas calculadas".
Dios sabe que querrían estar con nosotros... en casa, de donde nunca debieron partir. Perdón.

Etiquetas: , , , , ,