<$BlogRSDUrl$>
Empedrados de Buenos Aires

Así como el asfalto esconde al viejo empedrado de las calles, la historia oficial esconde ese empate de olvidos y recuerdos que forman la memoria colectiva de nuestro damero urbano. Este weblog de voces múltiples nos habla de un espacio en común habitado por mundos a descubrir ¡vamos a andar!

seguimos buscando un diseño lindo y funcional
diseño optimizado para 1024 x 768 px

viernes, noviembre 03, 2006

Colores Primarios


Parece sencillo definirlos ¿no?. Sin embargo ¿cuáles son los verdaderos colores que anidan fuerte, exaltan o aprietan la garganta? ¿Los de la patria? ¿Los del barrio o el club? ¿Los de las naciones o de los hombres? ¿O serán falacias para sentir que pertenecemos a algo?, ya por necesidad de estrecharnos, ya por necesidad de aislarnos o peor aún: para aislar al prójimo por sus colores...

Yo prefiero pensar que los colores no son simbólicos, sino semánticos. Ninguna generación, ninguna clase social, comunidad o grupo de individuos puede alzar la bandera reivindicatoria; pero los colores hablan de qué hay de primario, emotivo y visceral en nosotros.



Para muchos, los colores de la casaca nacional son primarios por sobre todo lo demás: Fútbol y Patria; el deporte entendido como batalla épica de la argentinidad y el porteño a la cabeza. Cae Diego como el héroe mítico que se ofrenda a su pueblo; vuela a la inmortalidad Marito Kempes para evitar que los talentosos y hasta comunistas futbolistas polacos no conviertan su gol... La justa deportiva en la apoteosis nacional del '78 para acá, o quizás siempre. En todo caso no es patrimonio nacional, en el primer mundo también usan esto.



Algún jovatón naif de los sesenta, o nostálgicos en general, guardarán en sus retinas a "aquella" calle Florida; o quizás a las cabinas de telefonía pública de ENTEL de esa época.




Otros que han partido conservarán a Ezeiza en sus retinas (como éste de los setenta, cuando muchos llevaron el talento de miles de profesionales argentinos por el mundo; empujados por una sociedad brutal, el temor o la esterilidad de continuar aquí sus esfuerzos); y aún hoy cuando un Jumbo se pavonea por alguna pista ajena, devendrá en colores primarios para aquellos que, empujados por la crisis terminal de fines de siglo partieron y ven en el ave de aluminio los colores que irrigan ese cordón con el Buenos Aires que los vio alejarse, quizás por siempre.


Habrá orgullosas voces que verán colores fundacionales en nuestras locomotoras rojiamarillas y nuestros vagones de color marrón: material de exportación, nobles exponentes de una Argentina que languideció hasta casi sucumbir. Esos mismos que aún caminan por las sendas de acero, mostrando las cicatrices de la decadencia pero la nobleza de su resistencia y los hombre que los crearon y mantuvieron.


Para muchos de nosotros, el azul overol, lleva más de medio siglo de alentar vocación de trabajo; sueños de futuros hombres que quisieron forjar un mejor país.


Hay porteños que añoran el azul de Subterraneos de Buenos Aires; y con el tiempo reconocemos lo que significaban los colores de YPF en las chimeneas de su flota, sus camiones, sus espaciones de servicio...

Abrumados por el merchandising, el marketing, la comercialización de todo lo que involucre los más caros sentimientos; no pocos querrían ver límpida la casaca de sus amores; como las de piqué, de este Boca Juniors campeón del '69


En fin. Colores Primarios... ¿los de las veredas del barrio? ¡el color del pelo de la primera novia? ¿el torvo verde de los aterradores Falcon? ¿el de las golosinas de la infancia? ¿el de las bolitas de la niñez? ¿serán mañana los de el monitor teñido de windows, o los de las pantallas de los celulares?¿La bandera de ceremonias? ¿El color de algún rosal? ¿La pantalla de la televisión? ¿La tapa de un disco?



O, como en las narraciones del inmenso Rodolfo Walsh, los colores están en los rincones de la mente, que tiñen de blanco, azul o carmín los personajes sus rostros las situaciones, esos que cambian de color con el recuerdo, todas esas fotos que llevamos adentro y que, como los carteles de neón rutilan y se extinguen con la misma hipnótica claridad...

Colores Primarios ¿Cuáles serán los tuyos? ¿De qué color son tus sueños?

Etiquetas: , , ,