<$BlogRSDUrl$>
Empedrados de Buenos Aires

Así como el asfalto esconde al viejo empedrado de las calles, la historia oficial esconde ese empate de olvidos y recuerdos que forman la memoria colectiva de nuestro damero urbano. Este weblog de voces múltiples nos habla de un espacio en común habitado por mundos a descubrir ¡vamos a andar!

seguimos buscando un diseño lindo y funcional
diseño optimizado para 1024 x 768 px

domingo, abril 09, 2006

Los Nombres de las Calles

Algo que nos encanta a los porteños es el apócope. Abreviamos todo. Hasta el nombre de las calles. Hoy vamos a llamar a las calles por su verdadero nombre y de yapa, tal vez sepamos algo más acerca de quienes nos guían por la ciudad.

BELGRANO
El creador de la Bandera Argentina (antes de que la Argentina existiera como tal, y que no es la bandera que conocemos) fue bautizado como Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano.

SAN MARTIN
El Libertador se llamaba José Francisco de San Martín. La Av. del Libertador Gral. San Martín tiene un recorrido de lo más cheto, desde el bajo hasta San Fernando (Carupá) y en provincia es la Ruta Prov. Nº195. También, San Martín, esta vez a secas, se llama la calle que sale al costado de la Catedral Metropolitana y pasando por Plaza San Martín, frente a la cual está el Palacio San Martín, sede de la Cancillería Argentina, termina en Retiro, dónde alguna vez estuvo el cuartel de Granaderos a Caballo por él creado y que también se llamó Campo de Marte o de la Gloria. Pero esa calle ya se llamaba así desde 1848, cuando el Restaurador le puso ese nombre en honor a San Martín de Tours, Santo Patrono de Bs.As., ya que allí, en la Catedral tiene su altar el santo. Sólo en 1902, el Intendente Bullrich( si la continuación de Juan B. Justo) renombró San Martín por San Martín, pero esta vez por el Gral. José Francisco. ¿Entendieron? Espero, porque hay más. En la época de la colonia, ya había una calle San Martín, en honor al patrono porteño; era la actual calle Reconquista. Después de la invasiones inglesas, muchas calles cambiaron sus nombres para recordar dicha gesta. El Virrey Liniers, en acuerdo con el Cabildo, renombró a San Martín(ahora Reconquista) por adivinen quien...sí, él mismo, Liniers. Pero luego de la Revolución de Mayo Liniers se reveló contra la Junta en defensa de los intereses de la Corona Española y fue fusilado en Cabeza de Tigre, Córdoba por Castelli(calle que está a unas pocas cuadras de Virrey Liniers), y entonces la ex Liniers ex San Martín pasó a llamarse Reconquista. Fue Don Juan Manuel quien recuperó al santo y lo llevó una cuadra más al oeste como hemos dicho antes.
Finalmente el santo patrono fue a parar a Barrio Parque. Divino!!!

GÜEMES
El héroe de Salta fue inscripto como Martín Miguel Juan de la Mata Güemes, era gangoso (le patinaba la "erre") y de voz algo aflautada. Aún así, sus gauchos lo respetaban más que a naides.

AZOPARDO
Uno de los héroes navales de la Guerra de la Independencia. Se llamaba Juan Bautista Fortunato Ignacio Azopardo.

BOUCHARD
Continuación del anterior, cruzando Rivadavia, fue bautizado como André Louis Bouchard. Cuando llegó al Río de la Plata pasó llamarse Hipólito aunque no sabemos por qué. Integró el primer Regimiento de Granaderos a Caballo y fue corso. Fue el primer marino que bajo la bandera nacional dio la vuelta al mundo.

DORREGO
Bautizado en Bs.As. como Manuel Críspulo Bernabé do Rego, fue mártir del federalismo rioplatense en Bs.As., fusilado sin juicio cerca de Navarro.

LAVALLE
Su asesino el paladín de la Unión (partido unitario), y héroe de las guerras de la Independencia y contra el Brasil se llamaba Juan Galo de la Valle.

HIPOLITO YRIGOYEN
Tocayo de Belgrano, este caudillo que con apenas veinte años fue comisario de Balvanera fue bautizado como Juan Hipólito del Sagrado Corazón de Jesús Yrigoyen.

MARCELO T. de ALVEAR
Su sucesor y correligionario (aunque antipersonalista, precisamente por oposición al personalismo yrigoyenista) se llamaba en realidad Máximo Marcelo Torcuato de Alvear.

LEANDRO N. ALEM
Tío de H.Yrigoyen y uno de los fundadores del Partido Radical, fue bautizado en la parroquia de Balvanera como Leandro Alén. El 29 de diciembre de 1853, a los catorce años fue testigo de cómo la Guardia Nacional fusilaba a su padre, Leandro Antonio Alén, y colgaban su cuerpo en la plaza a la expectación pública en medio de la algarabía general. La condena estaba relacionada con la militancia política de su padre, ya que este había sido uno de los más prolíficos degolladores de la Mazorca rosista. Eso llevó a la familia a cambiar la "n" final de Alén por "m", quitando además el tilde de la "e". Pero además sus tarjetas personales y su firma decían: "Ln. Alem". Alguien le pregunto que significaba la "n", el contestó: "Quiere decir nada". ¿Sería una forma de no renegar absolutamente de su padre? No lo sabemos. Para la posteridad él fue Leandro N. Alem, y hasta se le inventó un nombre: Nicéforo. Algún día contaremos su peculiar forma de suicidarse, y sus motivos.

SARMIENTO
Nació y lo bautizaron como Faustino Valentín Sarmiento. No sabemos cómo llegó a ser Domingo Faustino Sarmiento. Tal vez sea el prócer (por llamarlo de alguna manera) que más calles tenga. Sarmiento (a secas), Pte. Sarmiento (allí donde estaba la residencia de Palermo del Restaurador, y que él mandó derribar. Ni se les ocurra que era una cuestión política. No. Era una cuestión de "civilización o barbarie"), y por último Fragata Sarmiento que tiene que ver con el barco museo que flota en Puerto Madero pero lo alcanza de alguna manera.

LAPRIDA
Quien fuera Presidente del Congreso de Tucumán el 9 de Julio de 1816, cuando se firmó la Declaración de la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata (no tan unidas porque las provincias litorales bajo la Alianza de los Pueblos Libres que presidiera Artigas no enviaron diputados) en realidad se llamaba Francisco Narciso de la Prida.

CNEL.DIAZ
Pedro José Díaz era mendocino. Demostró su valor en las guerras de la Independencia y las posteriores guerras entre bandos rioplatenses (nótese que evito hablar de "civiles" y de federales y unitarios). El Cnel. Díaz era ya un hombre más que maduro cuando lo nombraron General. El Coronel rechazó el nombramiento, y por eso la Av. Cnel. Díaz no es Gral. Díaz.

Es todo por ahora.

Continuará...

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,