<$BlogRSDUrl$>
Empedrados de Buenos Aires

Así como el asfalto esconde al viejo empedrado de las calles, la historia oficial esconde ese empate de olvidos y recuerdos que forman la memoria colectiva de nuestro damero urbano. Este weblog de voces múltiples nos habla de un espacio en común habitado por mundos a descubrir ¡vamos a andar!

seguimos buscando un diseño lindo y funcional
diseño optimizado para 1024 x 768 px

domingo, noviembre 27, 2005

La Navidad de Luis (sobre los empedrados de aldeas y ciudades, hermanos que esperan que al menos pensemos en ellos)




Desde el título podés conocer la Fundación del Padre Farinello, por los empedrados de Quilmes

De regalo, este cuento de navidad, en una villa de alguna calle cercana

EL CASO DE VILLA NOSEDÓNDE
(Obra en 2 actas)
Raquel M. BartheIMPORTANTE: ¡Leer con atención!
La documentación que se transcribe a continuación fue encontrada en los archivos del Juzgado de Villa Nosedónde y clasificada como "alto secreto", razón por la cual, hasta el momento nunca se habían dado a conocer públicamente. Pero gracias a la labor periodística del señor Sabino Patenaclo, quien investigó el caso, hoy podemos publicar parte del expediente.Sin embargo, recomendamos a aquellas personas de espíritu sensible, y a los menores de 10 años, abstenerse de su lectura.Acta Policial N° 243Siendo la hora veintitrés con cincuenta y cinco minutos, de la noche del día veinticuatro de diciembre del año dos mil uno y ante la llamada telefónica de un vecino de la avenida del Maní con Chocolate, me constituyo en el domicilio del denunciante y compruebo la veracidad de la denuncia. Frente al número setenta y siete de la mencionada avenida se halla estacionado un vehículo carente de patente y en un lugar prohibido durante las veinticuatro horas. Solicito al señor Ruperto Alca Huete, quien pasa por el lugar en ese momento con motivo de pasear su perro, que atestigüe la infracción, conjuntamente con el denunciante, señor Rogelio E. Nergúmeno, propietario del inmueble frente al cual se produce el hecho delictuoso, y procedo a llamar a la División de Tránsito para que la grúa traslade el vehículo en cuestión, hasta el depósito municipal, consignando en la presente acta las siguientes faltas al Código de Tránsito vigente: a) Estacionamiento en lugar prohibido, Artículo 43, Inciso c; b) El vehículo carece de la correspondiente matrícula, Artículo 12, Inciso f; c) Vehículo no reglamentario por estar tirado por animales, transgrediendo la norma de no circulación de vehículos de tracción a sangre en el ejido urbano, Artículo 73, Inciso e.El equipo de grúa se niega a retirar el vehículo en las actuales condiciones, alegando que el reglamento no les permite hacerse cargo de los animales ni de la carga transportada.Se comprueba que los animales de tiro no pertenecen a la especie equina y, ante el desconocimiento de los actantes del nombre científico de las bestias y para su posterior identificación, se decide, con el consentimiento de los testigos, describirlos como caballos con cuernos ramificados; los jamelgos son entregados en custodia al cabo Apolinario López quien, no disponiendo de caballeriza, los traslada al patio de la comisaría.Se procede a la verificación de la carga, comprobándose su ilegalidad de acuerdo a las normas establecidas por el Código de Comercio vigente. Se trata de juguetes que carecen de marca, indicación de procedencia y código de barras, por lo que se deja constancia de su incautación, en la presente acta. La mercadería es llevada a la comisaría, donde quedará en depósito hasta que el señor Juez lo disponga.Una vez despejado el lugar, se detiene a un sospechoso en el tejado del inmueble vecino al que, según la numeración catastral, corresponde el número setenta y cinco de la avenida del Maní con Chocolate. El sujeto, caucásico, de complexión robusta, sexo masculino, con barba y cabello blanco, no presenta documentación alguna que acredite su identidad; dice llamarse Noel y se resiste al arresto, alegando que está en su horario de trabajo y que aún no ha finalizado el reparto. El agente Cirilo White le lee sus derechos y, con la ayuda de tres efectivos policiales es reducido y llevado detenido a la comisaría.Siendo la hora cero con cincuenta y ocho minutos de la madrugada, se da por finalizado el operativo y se retiran del lugar los efectivos policiales.En Villa Nosedónde, a los veinticinco días del mes de diciembre del año dos mil uno.Firman: Nepomuceno Loma, ComisarioRogelio E. NergúmenoRuperto Alca Huete.Acta Notarial N° 342En mi carácter de Notario Público doy fe de que he sido convocado por el pueblo de Villa Nosedónde para que obren en actas y quede constancia de los sucesos acaecidos durante las últimas horas de la víspera y primeras del día de la fecha.El comisario de Villa Nosedónde, señor Nepomuceno Loma, en el ejercicio de su deber, procedió a la detención y encarcelamiento de Papá Noel, impidiéndole el reparto navideño de juguetes entre los niños de Villa Nosedónde. Tras el arresto del susodicho, incautó la carga de juguetes, el trineo y seis renos. Como los hechos se desarrollaron en horario nocturno y el día de Navidad es feriado Nacional, el señor Juez no fue notificado sino hasta el mediodía y a causa del caos desencadenado por el incumplimiento de Papá Noel en el reparto de los juguetes. Los niños de Villa Nosedónde, al descubrir los árboles de Navidad desprovistos de regalos, comenzaron a llorar al unísono y el berrinche colectivo determinó que las autoridades judiciales de turno procedieran a investigar los hechos, descubriendo que el celo profesional y la ignorancia del comisario Nepomuceno Loma y de los efectivos intervinientes, a los cuales se sumaron los testigos, concluyeran con el arresto indebido de Papá Noel.El Juez, señor Agapito V. Justo, procede a poner en libertad a Papá Noel, quien rechaza su derecho de realizar una demanda y propone, en su lugar, que el Intendente de Villa Nosedónde extienda el feriado de Navidad al día veintiséis de diciembre, a fin de poder concluir el reparto de juguetes.El Señor Juez, Agapito V. Justo, encarga a la fiscalía una inmediata investigación acerca de los motivos del desconocimiento de las tradiciones navideñas por parte de los efectivos policiales y los dos testigos intervinientes en el caso. El informe presentado tres horas más tarde revela un acontecimiento singular y desconocido para la mayoría de los vecinos de Villa Nosedónde. La fiscalía descubrió que todos los involucrados habían pasado su infancia en el Asilo de Niños Desamparados ubicado en las cercanías y distante siete kilómetros con setecientos cuarenta y tres metros del ejido urbano.El resultado del informe presentado por la fiscalía, y a fin de subsanar futuros errores, determina el envío de un pino con los ornamentos necesarios, para colocar en el patio central del mencionado asilo, y la entrega a Papá Noel de un plano con la ubicación exacta del orfanato, para que sea incluido en su ruta habitual.No habiendo otros temas a tratar y siendo la hora diecinueve con cuarenta y siete minutos, se concluye esta acta en Villa Nosedónde, a los veinticinco días del mes de diciembre del año dos mil uno.Jacinto VerazEscribano Públicomatrícula N° 257.100

Etiquetas: , , , , , , , ,