<$BlogRSDUrl$>
Empedrados de Buenos Aires

Así como el asfalto esconde al viejo empedrado de las calles, la historia oficial esconde ese empate de olvidos y recuerdos que forman la memoria colectiva de nuestro damero urbano. Este weblog de voces múltiples nos habla de un espacio en común habitado por mundos a descubrir ¡vamos a andar!

seguimos buscando un diseño lindo y funcional
diseño optimizado para 1024 x 768 px

miércoles, diciembre 07, 2005

FANTASMAS Y DUENDES



Esta hermosa imagen es la de uno de los últimos Vapores de la Carrera, que unían los empedrados de la hoy inactiva Dársena Sur, con los empedrados del puerto de Montevideo entre otros destinos. Hoy la dársena está inmóvil, ausente de aliscafos y ferry boats, que en su versión S XXI se han mudado a la más cómoda y paqueta Dársena Norte. El Vapor de la Carrera, o uno de sus fantasmas, permanece anclado en la vuelta de Rocha como tienda de recuerdos y café para turistas. Sus fantasmas cercanos merodean y nos reclaman memoria de tantas travesías épicas, tragedias e hitos como el regreso a su país de Wilson Ferreyra Aldunate (allá por el '84).

Menos heroico el Trencito de Parque Avellaneda dejó sus trazas fantasmales con improntas de acero y siempre promete un regreso para alegría de niños y adultos.


Nuestros empedrados se fueron poblando de fantasmas, duendes y espectros... Como monumentos alegóricos de otra realidad, yacen los restos de la Ciudad Deportiva de Boca Juniors, en la Costanera Sur; la popular Munich, por los mismos lares; en Avellaneda aún se alza la otrora hermosa Estación del trocha angosta de Puente Agüuero; en Soldati quedan los despojos de Interama o el Parque de la Ciudad, que supo tener días y noches de esplendor...

En la ciudad de la furia, que todo lo arrolla, todo lo devora, flotan las ausencias recientes... el Ital Park, el histórico monumento de la antigua estación Versailles, los puentes de la antigua Perito Moreno, gran obra del segundo gobierno peronista; los simuladores de vuelo de Aerolíneas Argentinas, en Versailles; la Cueva de Zingarella, Spadavecchia y tantas cantinas de La Boca, la recientemente muerta taberna Yo Yo...

Son muchos también los duendes; tal como el viejo Matías, en la Estación de chapas de Paso del Rey; La Raulito se pasea por los pasillos del Rawson o de La Candela; Chuenga vaga en los recuerdos de las tribunas; El campeón Martín Karadagián y Pepitito Marrone, acompañan desde su filantrópico anonimato a todos los niños que los adoraron, desde las salas y equipos que donaron al Gutierrez... algún amigo que no volvió del sur, le presta su nombre a la historia desde el bronce de la Plaza San Martín. Dicen que el Angel Gris, anda boleado en el reparto de sueños por Flores... porque no sabe todavía coreano ni chino, pero los sueños no saben de fronteras y se las rebusca leyendo los rostros de los durmientes...

Cerca de la Cárcel de Villa Devoto (la gayola, para los vecinos), vagaba un linyera amigo de los pibes, que perdonaba todas las crueldades de la infancia y se lo conocía por "El loco inventor"; parece ser que el hombre era ingeniero y un día, se le zafó la rosca, "los que no pueden más, se van..." sentenció Charly. QUEREMOS QUE NOS CUENTES, DESEAMOS QUE COMPARTAS Y NOS EMOCIONES CON RECUERDOS CERCANOS O LEJANOS ¿CUALES FUERON TUS DUENDES? ¿QUE FANTASMAS ACECHAN EN TU BARRIO? ¿QUE ESPECTROS HAY? (en Floresta mora uno tenebroso: El Olimpo, que debe quedar en pie, para recordar...) En qué se convirtieron aquellas pequeñas cosas y esos viejos amores que te recorren? ¿Alguno a vuelto, como el tren de la costa?Hoy es tiempo de contar, de compartir, de invitarnos a luchar por lo que supimos conseguir... somos todo oidos, somos todo corazón.

Etiquetas: , , , , ,