<$BlogRSDUrl$>
Empedrados de Buenos Aires

Así como el asfalto esconde al viejo empedrado de las calles, la historia oficial esconde ese empate de olvidos y recuerdos que forman la memoria colectiva de nuestro damero urbano. Este weblog de voces múltiples nos habla de un espacio en común habitado por mundos a descubrir ¡vamos a andar!

seguimos buscando un diseño lindo y funcional
diseño optimizado para 1024 x 768 px

lunes, septiembre 26, 2005

A 39 meses de los cuerpos de Maxi y Dario sobre el frio pavimento, ni olvido ni perdón...


Como el título de esta nueva entrada lo dice (entrada que, raramente, no es ni del Comandante Fidel ni de Chinaski, sino del tercero de los integrantes de este weblog, de nombre Estanislao Balder) hoy se cumplen exactamente 39 meses de los asesinatos, durante el gobierno de E.L. Duhalde, de Dario Santillan y Maximiliano Kosteki, quienes, como ustedes pueden comprobar y recordar, fueron masacrados bajo las siempre represivas balas (de goma o de plomo) de la policia en el insensible asfalto del Puente Puerreydon.
Y porque creemos en el valor de la memoria es que recordamos, y porque también estamos convencidos, como los comienzos de esta página redundantemente lo testifican, de que los nombres que ocupan los espacios de metales, chapas y demás objetos sólidos callejeros no son casualidad, proponemos este recordatorio. Y también que Maxi y Dario, en breve, inminentemente, sean recordados bajo la forma del homenaje a partir de que una calle (importante, no una de veintitres metros), un puente, una estación, una plaza o cualquier otro espacio urbano porte sus nombres. Ya está el ejemplo de una de las aulas más importantes de la sede Marcelo T. de la Faculad de Ciencias Sociales de la U.B.A. que en su entrada, hacia su lado superior, luce sus nombres, y será nomás cuestión de seguir ese peldaño.
La discusión está abierta; ya una amiga de la casa cuestionó la efectividad y el sentido de las actividades culturales que se proponen modificar los sentidos y los significados que nos esperan en cada esquina, y estas torpes palabras, si pueden, intentan continuar la discusión y responder que aquello no sólo que no es un aspecto minúsculo sino que, seguramente, las palabras que decimos los integrantes de una sociedad para ubicarnos en el cuerpo de la ciudad dicen mucho acerca de aquella, y, sobre todo, de cuánto se recuerda y se aprendió del pasado.
El buzón está abierto, opiniones se desean, apoyos o rezongos o abstenciones, y, en el caso de estar de acuerdo, qué otros hechos y acontecimientos (recientes o no) se deberían vivificar e inmortalizar en las esquinas, y, en el caso de no estarlo, por qué, y, dos veces luego, por qué nos debería dar lo mismo decir "te espero en Uriburu y Sarmiento" a, en su defecto, pronunciar "listo, nos vemos en Av. Cte. M.R. "Robi" Santucho y Maximiliano Kosteki & Dario Santillan". Solo un ejemplo, solo un caso.
Hasta luego.
Estanislao Balder.

Etiquetas: , , , , , , , ,