<$BlogRSDUrl$>
Empedrados de Buenos Aires

Así como el asfalto esconde al viejo empedrado de las calles, la historia oficial esconde ese empate de olvidos y recuerdos que forman la memoria colectiva de nuestro damero urbano. Este weblog de voces múltiples nos habla de un espacio en común habitado por mundos a descubrir ¡vamos a andar!

seguimos buscando un diseño lindo y funcional
diseño optimizado para 1024 x 768 px

sábado, septiembre 24, 2005

¿QUERÉS VER BAJO LAS PIEDRAS?¿QUERÉS DESANDAR CON NOSOTROS EL CAMINO?

SEÑORES... NO VA MAS!!! A DESASNARSE SE A DICHO (OJO
NOS DESASNAMOS NOSOTROS TAMBIEN)
  1. Combate de Los Pozos Guerra contra el Imperio del Brasil: en la noche del 29 al 30 de junio de 1826, el Heroico Alte. Brown, en su guerra por desbloquear Buenos Aires, deja su genio táctico de lado y a la vista de la población porteña que observa desde las terrazas que van desde la alameda hasta El Retiro se lanza al combate con 8 naves menores contra 31 buques brasileros, de ellos 22 de línea y comandados muchos por veteranos de la Royal Navy y ordena a sus hombre ¡Fuego rasante que el pueblo nos contempla! Gracias al apoyo de los comandantes Rosales y Espora convierte una casi derrota en victoria al conseguir la retirada del enemigo y desbloquear el puerto (más allá de las consideraciones políticas del momento, la validez y legitimidad de quienes gobernaban a las Pvcias. Unidas, es indudable que este irlandés hijo adoptivo de la Patria se jugó el pellejo por aquello en lo que creía y en la lucha fraticida que sobrevendría sería acosado por distintos signos. Único en ser recibido por San Martín antes de su exilio definitivo; murió en la pobreza pero con el reconocimiento de su pueblo). La calle que celebra la victoria nace en la Av. Rivadavia y muere en la Av. Caseros (casi un recorrido histórico de la época), atravesando Balvanera, san Critóbal y Parque Patricios.
  2. Combate de San Carlos Hace mención al combate que libró la Fuerza Aérea Argentina y la Aviación Naval contra el grueso de la Royal Navy en el Estrecho que separa Gran Malvina de Soledad, durante el conflicto del Atlántico Sur. Más allá de la insanía con que la "Junta" cerró su ciclo genocida, entre el 21 y el 25 de Mayo de 1982, los aviadores de combate argentinos (en yuxtaposición con sus deleznables camaradas que realizaron los tristemente célebres "vuelos de la muerte"); convirtieron este angosto brazo de mar en lo que los ingleses llamaron "El callejón de las bombas" y los nuestros "El valle de la muerte"; asombrando al mundo, al coste de muchos aviones y vidas, estos temerarios del aire en las condiciones más adversas imaginables; contra el grueso de la tercera armada del planeta; hecharon a pique a 5 ultramodernos buques de batalla, hundieron el mayor transporte de suministros del convoy británico, dejaron fuera de combate a otras 7 naves (con tremendas averías y gran cantidad de bajas) sobre 21 alcanzadas en total en esos 4 días de furor. Irónicamente muchas naves se salvaron por lo obsoleto de las bombas argentinas que quedaron incrustadas sin detonar... de haber sucedido hubiese sido una hecatombe para la flota enemiga. Durante este lapso aplastaron sobre el terreno inmovilizando a la tropa enemiga e insumiendo y atrayendo sobre sí todo su arsenal de artillería antiaérea y la atención de sus patrullas de Harriers; circunstancia que el cobarde General de Brigada M.B. Menéndez y sus colegas Jofre y Parada no supieron aprovechar para contraatacar al enemigo con sus tropas de elite, condenando al calvario de la espera y la muerte a los miles de conscriptos que se jugarían por la suerte de la campaña. La calle que recuerda este hecho de armas se encuentra en el Barrio Gral. Savio (Lugano 1 y 2).-
  3. Tacuarí El 9 de Marzo de 1811, las tropas porteñas del Gral. Manuel Belgrano son derrotadas por las tropas criollo/paraguayas; después que el gobierno de decidiera su propio camino a la independencia del Imperio Español. Pese a enfrentar 100 hombres contra los 5000 del enemigo (restos de la anterior derrota de Paraguary, éste héroe olvidado (o tomado como de segundo orden), que fue Manuel Belgrano, se lanzó a la lucha supliendo su falta de conocimientos militares por su hombría y valentía. La derrota fue cruel, pero el coraje que demostró ante el enemigo le valió de este le rindiera honores militares y liberara a los prisioneros que retornaron con sus banderas al Río de la Plata; junto con el mítico relato del "tamborcito" aquel niño de 12 años que es muerto en el encuentro (tremendo). La calle que conmemora los hechos nace en Rivadavia y atravesando San Nicolás y San Telmo, muere en Constitución.
  4. Chacabuco Primera batalla del Ejército de Los Andes en suelo chileno el 12 de febrero de 1817; a las puertas de Santiago, bajando el cerro homónimo, en el estero que se forma a su pie, reunido el cuerpo principal expedicionarió, al genial estratega que fue el Gral. San Martín, se lanzó sobre las tropas del General realista Rafael Maroto y les infligió una tremenda derrota (más de 500 muertos) que abrió las puesrtas de la capital trasandina. Nace en Rivadavia y muere en Constitución.
  5. Curupaytí Sangriento asalto a la fortaleza paraguaya de la localidad de dicho nombre por las tropas de la triple alianza (22 de septiembre de 1866), con importante participación de tropas argentinas (porteñas); la élite rioplatense perdió muchos hijos de apellidos "ilustres" en el ataque a la fortaleza de las fuerzas del Mariscal López (Charlone, Fraga , Rosetti, Salvadores... sembraron con su sangre el campo de batalla y con sus nombres las calles de Baires). Guerra vil esta si las hubo, nos usaron como rrofos.
  6. Vuelta de Obligado: Hace referencia al intento de bloqueo al paso de las naves francobritánicas que remontaban impunes el Paraná, por parte de una suerte de pontón-batería costera y flotante que las fuerzas adictas al "Restaurador de las Leyes" emplazaron en el paraje de este nombre, cercano a la localidad de San Pedroel 20 de noviembre de 1845; unidas las baterías de marinería (en gral.) por dos gruesas líneas de cadenas que cortaban el curso fluvial (apoyadas en algún islote ocasional), soportaron estoicamente un diluvio de fuego haciéndole pagar un coste importante en vidas al enemigo (las bajas propias fueron 3 veces más numerosas); pero causándole los suficientes daños como para que esta repernsara su estrategia de correrías litoraleñas. El futuro deparará cosas extrañas y no tan extrañas; lo afrancesado (grueso de la flota incursora) era aborrecido por la soldadesca federal;pero el déspota o Restaurador, como se lo vea, eligió Southhampton, England para rajar luego de Caseros y dejar allí susu huesos, hasta que lo repatrió don Menem... en fin, la historia es tan rara. La memoria de este suceso se pasea por las chapas de una calle que atraviesa Belgrano y Nuñez.

Fé de erratas:

El diputado Alfredo Palacios hace tres años que tiene una cuadrita de Barracas a expensas de Alvarado.

Azuzena Villaflor ilumina las acera de Puerto Madero.

Etiquetas: , , ,