<$BlogRSDUrl$>
Empedrados de Buenos Aires

Así como el asfalto esconde al viejo empedrado de las calles, la historia oficial esconde ese empate de olvidos y recuerdos que forman la memoria colectiva de nuestro damero urbano. Este weblog de voces múltiples nos habla de un espacio en común habitado por mundos a descubrir ¡vamos a andar!

seguimos buscando un diseño lindo y funcional
diseño optimizado para 1024 x 768 px

lunes, enero 23, 2006

¿Quema esas fotos? Confieso que he caminado: los empedrados de la vida no son como yo creía...

No puedo terminar de explicar qué me producen algunas fotos de ciertos caminos por los que me ha llevado la vida. Ni por qué estuve allí, ni por qué algunas me resultan tan significativas. Solo las comparto y trato de recordar... quizás en espera de sus propias historias.

Mi barrio, Devoto... Para estrenar la Kodak Pocket 110 (que me acompañará años), no se me ocurre nada mejor que el techo de casa: de fondo la carcel, el año 1977, más que nunca estigmatizaba al barrio la infame gayola: calles cortadas, patrullas, helicópteros con "sol de noche" por las noches, gritos... ¿En qué mierda pensaba cuando le pedí a Carlos que sacara esta foto? ¿Me eximen mis 14 años? ¿Era un desafío a los reflectores que de noche te encandilaban si te encontraban en el mismo lugar?... (Izquierda)

Tremendo día gris de 1978... frío como de los que ya no hacen. No conocía el monumental: me abruma el coliseo de la dictadura cuando entro por una boca de la platea cabecera de Figueroa Alcorta. Estoy con mi viejo, alguien en el laburo le regaló las entradas. Alemania 0 - Polonia 0.

En las tribunas el chiflido sostenido por 20 minutos al discurso de Videla me conmociona, es todo muy raro ¿cómplices, rehenes, dementes? El valet de la ceremonia de apertura es perfecto y alabado aún por los gobiernos que boicotearon a la dictadura en Europa: para estar en el culo del mundo, ví a muchos extranjeros... yo creo que no todo estaba tan claro, se fue sabiendo de a poco me parece, no sé... yo viví esa euforia, no sé que decir: ya tenía 15.(Tres tomas a la derecha -puaj-).

Puerto Deseado, verano del '87; como un boludo alegre y la pocket 110 en la campera, me meto en el puerto a sacar fotos ("área militar, el centinela abrirá fuego"). Aparece el mencho Arana con otro camarada "me va a tener que acompañar a ver al Prefecto -me dice-, claro, de dónde me va a sacar si tengo el pelo como "Miguelito" de Mafalda, nos reconocemos y terminamos a los abrazos morfando arriba de un pesquero español. Al bueno de Arana no lo escarmentaron las islas, encontró entre los milicos su lugar en el mundo, se fue a Zárate (con este otro amigo del que no recuerdo el nombre)y se hicieron sumbos. Ahí quedaron aferrados al Atlántico Sur. La última vez que me habló, fue de paso a su pago, acá en capital, hace como quince años...(Izquierda).


Espigón Internacional de Ezeiza. Algún día del 1 a 1. Me dice la Osa: "che, que cara de ojete, nos vamos de vacaciones..." y me escracha. Miro esos ventanales y pienso en esos afectos que partieron: Carlitos en Washington, Silvana en Palma, Daniel y Gustavo en Los Angeles, Laura en Potenza, Santino en Génova, el indio en Caracas, el condor Eugenio en Lima, Zito en Barcelona, tantos otros. ¿Qué habrán flasheado frente a esos ventanales? ¿Condenado está el que tiene que tiene que vivir una cultura diferente, León? ¿Y acá, qué cultura dejaron? ¿La que nos trajo hasta aquí, en este preciso lugar?... Tanto coraje, tanta desesperación, tantas ganas, tantas frustraciones... la verdad, no sé.

¡Pará bolu! ¿Qué enfocás?, Lo votó de nuevo la gilada, yo que culpa tengo? Yo soñaba otra realidad... Pero, ¿qué querés? ¿que morfe vidrio?, si Gesell está el triple que Itaparica!!. Dancing en el Titanic negro, mientras flote, dale que va...

Etiquetas: , , , , ,