<$BlogRSDUrl$>
Empedrados de Buenos Aires

Así como el asfalto esconde al viejo empedrado de las calles, la historia oficial esconde ese empate de olvidos y recuerdos que forman la memoria colectiva de nuestro damero urbano. Este weblog de voces múltiples nos habla de un espacio en común habitado por mundos a descubrir ¡vamos a andar!

seguimos buscando un diseño lindo y funcional
diseño optimizado para 1024 x 768 px

domingo, mayo 28, 2006

Caras y Caretas (Caras de Piedra I)

El Flash los congeló; la historia ya los juzga: nosotros también





El simpático señor que habla en la inauguración de la exposición anual de la Sociedad Rural Argentina, no es otro que el padre del Dr. Alfredo Martínez de Hoz. El General y Eva tienen la misma cara con que mira el pueblo a esta dinastía funesta de sanguijuelas que no dudaron en apoyarse en el engaño, los golpes de estado, y las dictaduras homicidas o los apátridas cómplices, para privilegiar a perpetuidad los privilegios de su clase en detrimento del conjunto de la sociedad argentina y los intereses del país.


Este sorete se llamaba José Gómez Fuentes. Vocero de las "victorias" argentinas en Malvinas fue el "Enarbolado del Cucurucho del Comunicado Número..." y más terrible aún: fue el que tranquilizó a nuestros padres con las falacias y mentiras más descaradas, enarbolando un patriotismo que solo significaba cuidar su lugar de chupaculos de lujo y los privilegios que le significaron durante su breve estrella: Dios lo guarde y no lo suelte.


Este General tan simpático, que graciosamente le pide fuego al Tío Campora, no sabe donde esconderse para pasarle cuanto antes la banda y perderse en el olvido: al otro General le dio el cuero Lanusse; igual vos nos dejate tu legado: Trelew, represión a las masas populares, continuador de la doctrina de la seguridad nacional (que importaste con tu amigo-rival Onganía) y tantos otros presentes... claro, después de los genocidas que hasta mataron a tu nuera (que era del palo pero vio de más), quedaste como un bebe de pecho...


Esta es de la galería del Terror pero la rescatamos por las caras de piedra: como en el más feroz partido de pocker o truco estos dos asesinos (porque aunque entre pares seas un pusilánime, Videla, sos uno más) se juegan el destino de dos pueblos y sonrientes, posan en Puerto Montt.


Y este borracho inmundo le presenta sus nietos al Papa, mientras miles de nietos nunca lo serán o nunca tendrán abuelos por su culpa.

Caras de Piedra, que pesan como una lápida sobre nuestro pasado... y para aquellos que hablan de mirar para adelante ¡ojo!, que si no las tenemos presentes son el risco que siempre apareció en el horizonte, para poder despegar como pueblo de alguna vez... ya no serán estos, pero se reproducen; ya lo dijo el tango "... yo sé que vendrán caras extrañas..." No tan extrañas amigos, miremos para adelante pero la neurona atenta.

Etiquetas: , , , , , , , ,