<$BlogRSDUrl$>
Empedrados de Buenos Aires

Así como el asfalto esconde al viejo empedrado de las calles, la historia oficial esconde ese empate de olvidos y recuerdos que forman la memoria colectiva de nuestro damero urbano. Este weblog de voces múltiples nos habla de un espacio en común habitado por mundos a descubrir ¡vamos a andar!

seguimos buscando un diseño lindo y funcional
diseño optimizado para 1024 x 768 px

domingo, agosto 13, 2006

Ojos que no ven
1º Período:"La luz de un fósforo fue..."

II - FRACASO

Y los indios aparecieron. Eran querandíes, pueblos nómades. -Los pueblos nómades hacen un uso intensivo de la zona que explotan y cuando los recursos están agotados (leasé: es más difícil conseguir alimento para todos) cambian a otra zona de explotación, para dejar que la que están usando se recupere-. Y los europeos les pidieron comida. Y los querandíes les dieron. Pero hay que pensar que los querandíes eran unos pocos y los europeos eran muchos. Y pescar para 50 no es igual a pescar para 2000(?) "y así por el estilo" (como diría un profesor mío).
Parece que los europeos (insisto con lo de europeos porque no todos eran españoles como muy bien sabe el Comandante) no quedaban muy satisfechos con la cantidad de comida, y muchas ganas de procurársela no tenían. -A ver si nos entendemos, ellos estaban conquistando el Río de la Plata, venían a hacer fortuna y tener sirvientes; no a cazar y pescar y sembrar, eso era de rústico, campesino-. Entonces les sugirieron a los indios que por favor hicieron un mayor esfuerzo para satisfacerlos a ellos, sus amos. Y parece que a los indios mucha gracia no les hizo y se tomaron el palo p´al desierto, mientras se despedían de sus amos con ademanes del tipo: pongo la palma de la mano sobre la parte interna del codo del brazo contrario, mientras levanto y bajo este último brazo. Y entonces cada uno tuvo que procurarse lo que pudo. "Todo bicho que camina va a parar al asador" (¿será que desde entonces es un dicho nuestro?) o "todo lo que corre, nada o vuela, va a parar a la cazuela", mucho más español este último. Y todo nomás. Ñandúes, armadillos, liebres, cuises, ratas, pájaros, vívoras, perros, cinturones, zapatos, gente. Y así fue nomás. el hambre llegó a tanto que tres miserables robaron un caballo y se lo comieron a escondidas. Cuando el Adelantado se enteró mando a capturar a los responsables. Se los torturó para que confesaran y se los ahorcó como ejemplo, no fuera a ser cosa de que se quedaran de a pie. Se improvisó un patíbulo y se colgó a los canallas (no, no eran hinchas de Central) y se los dejó a la expectación pública. Por la noche, algunos europeos se allegaron hasta el patíbulo y procedieron a cortarles los glúteos y los muslos a los muertos, con lo que por lo menos tenían para un guisito, o un pucherito. En la figura que está aquí debajo, se pueden apreciarlas escenas susodichas.


Así las cosas Don Pedro decidió en los sucesivos días enviar distintas expediciones en busca de alimentos. Hacía sólo treinta días que habían llegado. Una, fue al Brasil con una carabela en busca de vituallas; pero nunca regresó. Otra se encaminó río arriba con 4 bergantines y 3 embarcaciones menores y unos 350 hombres armados. De esta expedición, que duró 2 meses, sólo regresaron 200 hombres. Según Schmidl, porque los indios se retiraban con todas sus pertenencias y provisiones al paso de la armada, y quemando lo que no podían llevar consigo. Y luego, los indios ya hinchados se reunieron y vinieron a buscar a los europeos para irse a las manos. Según nuestro informante bavaro, eran unos 23000, entre querandíes, guaraníes, charrúas y chana-timbúes, que se habían unido en pro de la expulsión de esos calamitosos y brabucones europeos. Algo bastante difícil de creer, tanto por el número como por las tribus reunidas, aunque probable. Los indios cercaron y atacaron con flechas y flechas incendiarias la fortaleza que fue defendida con ballestas, fuego de mosquetes y pequeñas piezas de artillería. Los nativos también atacaron los buques que estaban en el río, incendiando 4 que fueron abandonados por sus ocupantes por no estar los barcos artillados. Los fugitivos avisaron a los barcos artillados que se acercaron a la orillas para bombardear las posiciones indias. Sólo en éste momento los aborígenes se retiraron por la cantidad de bajas que recibían. El saldo fue de 4 buques y la mayoría de las casas de la incipiente ciudad destruídas por el fuego y 30 europeos muertos; 1000 nativos muertos. Schmidl fecha la batalla el día de San Juan, es decir 24 de junio.
A partir de ese momento, la mayoría de las personas volvió a residir en los barcos, de los 1500 hombres de armas, sólo quedaban alrededor de 550. Una nueva expedición remontó el Plata y el Paraná en busca de los timbúes y del fuerte de Sancti Spiritu que fundara Caboto, lo que derivó en la fundación de Corpus Christi(Semana Santa de 1537).
La salud de Don Pedro se deterioraba rápidamente, por lo que puso en órden sus papeles, asignó los cargos, dejó instrucciones y se embarcó rumbo a España el 22 de abril de 1537. Murió en altamar el 23 de junio. Si bien todo el mundo sabía que el Adelantado sufría de sífilis, o como se la llamaba entonces, malaria francesa(excepto en Francia, claro), se llegó a decir que su muerte se debió a que dos días antes de morir había comido una perra, que estaba en celo.

Concluirá...

Etiquetas: , , ,